Administración de vacunas antigripales en reparticiones municipales

Personal de Salud Pública recorrió distintas áreas municipales administrando la vacuna antigripal. Las tareas se retomarán en el transcurso de esta semana, cuando llegue una nueva partida de dosis.

El área de Vacunación de la Subsecretaría de Salud Municipal, recorrió distintas áreas de la Municipalidad administrando la vacuna antigripal. Las tareas se llevaron a cabo en Desarrollo Social, Subsecretaría de Salud, Obras Sanitarias, Conservación Vial y personas de riesgo, donde se administraron dosis a los empleados públicos de cada área.

Debido a que se ha incrementado la demanda, por estos días llegará una nueva partida de dosis de vacunas antigripales, con lo cual se retomará el cronograma previsto por el área de vacunación.

Por otra parte, se recuerda que todas aquellas personas que deseen vacunarse deben acercarse al hospital o centro de salud más cercano. La administración de la misma es gratuita.

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año, y la vacuna está indicada anualmente para prevenir complicaciones y muertes por gripe en grupos de riesgo, conformados principalmente por niños, embarazadas, mayores de 65 años y el personal sanitario.

Los síntomas gripales suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico.

Incorporada al Calendario Nacional de Vacunación, la vacuna contra la gripe debe ser recibida todos los años por las personas que tienen más riesgo de sufrir complicaciones: el personal de salud; las embarazadas en cualquier trimestre de gestación y las puérperas hasta el egreso de la maternidad, como máximo a 10 días del parto si no la recibieron durante el embarazo; los niños de entre 6 y 24 meses de edad inclusive; y las personas de entre 2 y 64 años, inclusive, con factores de riesgo como enfermedades cardíacas, respiratorias, renales crónicas, inmunodepresión, diabetes y obesidad, entre otras; y todas las personas mayores de 65 años.