Aldo Pignanelli: "En estas circunstancias, el dólar no tiene techo"

Con una nueva disparada de la cotización, el contador criticó al equipo del Gobierno y consideró que si no hay cambios en las políticas no tiene techo  

El contador Aldo Pignanelli se refirió a la suba desenfrenada del dólar y criticó al conjunto económico del Gobierno por no tomar medidas para evitar la escalada.

El especialista consideró que si no hay cambios en las políticas el precio de la moneda estadounidense "no tiene techo".

"En estas circunstancias el dólar no tiene techo. Si no cambian el modelo esto va a continuar, porque al que no le creen es al modelo. El mercado se pone nervioso rápido pero tranquilizarlo lleva meses", amplió en declaraciones a radio Mitre.

Para el expresidente del Banco Central, "si no resolvemos lo político, el país no saldrá adelante". El referente económico del Frente Renovador pidió al Gobierno "que se anticipe a los hechos". "Estamos en un proceso de guerra comercial, ¿no se dieron cuenta? El mundo giró hacia el proteccionismo y nosotros fuimos al revés, nos abrimos al mercado", concluyó.

Este viernes, el dólar se apreció un 3,4% -y acumuló un alza de casi dos pesos en las últimas cuatro ruedas- por coberturas en dólares de inversores privados frente al cierre de mes, los crecientes temores por la aversión global al riesgo y la desconfianza en el rumbo económico del gobierno.

Con este resultado, la divisa muestra un avance del 16,1% ($ 4,1) en junio, y del 56,52% en el primer semestre del año, un rendimiento que opacó el atractivo de otras inversiones en activos domésticos.

El billete, en este sentido, saltó 98 centavos a su nuevo récord histórico $ 29,66 en bancos y casas de cambio, de acuerdo al promedio de ámbito.com.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa trepó 78 centavos a $ 28,85, descontando una parte de la suba sobre el final de la rueda, tras la segunda subasta realizada por el BCRA.

En un intento por contener la disparada, la autoridad monetaria colocó un adicional de u$s300 millones, que sacrificó de sus reservas, aparte de los u$s 150 millones provenientes del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) por cuenta y orden del ministerio de Hacienda.

El precio promedio de corte, en este último caso, se ubicó en 29,1209, siendo el mínimo precio adjudicado de 29,0590.

De esta manera, la venta de u$s 450 millones por parte de entes oficiales superó a las operaciones genuinas de bancos registrados en el Siopel, que fueron de u$s 349 millones. El volumen operado subió un 45% a u$s 1.017 millones.