Ambiente Sustentable debió intervenir ante denuncia de contaminación ambiental y olores fétidos

Lo hizo ante una disposición incorrecta de residuos sólidos por parte de los titulares de un supermercado.

A partir de la denuncia de vecinos de la zona y del registro fotográfico que trascendió a través de un portal digital, autoridades municipales tomaron cartas en el asunto. Se trata del supermercado Sonrisa, ubicado en calle 3 de Febrero 656, entre Díaz Colodrero y Almafuerte (el cual fue clausurado en enero último por la Municipalidad de Paraná al no contar con la habilitación correspondiente), pero que este sábado procedió a volcar en un contenedor gran cantidad de mercadería perecedera en mal estado. Esto produjo olores nauseabundos, debido a las temperaturas cálidas del fin de semana.

Por este motivo, en el lugar se hizo presente José Carlos Vieyra, director de Control Urbano durante la mañana de este domingo. Siguiendo expresas directivas de la subsecretaria de Ambiente Sustentable, Rosa Hojman, el funcionario pudo constatar lo denunciado por los vecinos y los efectos negativos por el hedor y la contaminación ambiental provocada en el lugar. Seguidamente, procedió a labrar las actas correspondientes, por infracciones a las disposiciones vigentes en el Código Ambiental de la ciudad.

"Asistimos ante el pedido urgente de los vecinos del barrio a comprobar la situación de infracción por contaminación ambiental. En este Día de la Tierra, volvemos a hacer un llamado sobre la importancia de tener una conducta responsable como ciudadanos (en el rol de vecinos, empresarios o servidores públicos) en relación al cuidado del planeta y repudiamos profundamente estas muestras de desprecio a la ciudad, a los vecinos del barrio y el entorno natural" afirmó Hojman.