Bariloche: Tips para disfrutar la capital de la Patagonia

Escenarios de bosques, lagos y montañas, centros de esquí, mercados de artesanías y encantadoras chocolaterías son parte de los atractivos que cautivan a quienes realizan viajes a Bariloche, una mágica ciudad inmersa en medio del Parque Nacional Nahuel Huapi, considerada uno de los destinos más famosos de la Patagonia.

¿Cuándo ir?

Viajes a Bariloche en verano:

Temporada característica por sus días cálidos y noches frescas, con temperaturas máximas bordeando los 29°C y mínimas cercanas a los 9°C. También si bien son escasas, se presentan algunas precipitaciones, junto a vientos que soplan en forma prácticamente constante desde el oeste.

Debido a la latitud de Bariloche, esta época tiene el especial atractivo de albergar un mayor número de horas de luz natural, manteniéndose visible el sol entre las 05:30 y las 21:30. Esta última característica, sumado a su agradable clima, permiten disfrutar especialmente de las playas lacustres de la ciudad o realizar excursiones en las reservas naturales de sus entornos.

Viajes a Bariloche en otoño:

Esta temporada se caracteriza por sus días fríos, luminosos y secos, con temperaturas máximas de 13°C y mínimas cercanas a los 4°C. Otoño también es la estación más lluviosa del año, con precipitaciones especialmente concentradas entre los meses de mayo y junio.

Entre los atractivos más famosos del otoño, destaca la celebración de la Fiesta del Chocolate, una de las festividades más importantes de la zona, llevada a cabo cada año durante la semana santa, comprendiendo 4 días de diversión en torno al chocolate, principal producto de la gastronomía local.

Viajes a Bariloche en invierno:

En esta temporada las temperaturas disminuyen significativamente, con máximas de 8°C y mínimas cercanas a los -10°C. También se presentan numerosas nevazones, acumulándose normalmente alrededor de 10 centímetros de nieve en la ciudad, los cuales, sin embargo, pueden alcanzar los 50 centímetros en inviernos especialmente crudos.

Debido a su clima, esta estación tiene el gran atractivo de albergar la Temporada de Nieve, la cual comenzando en junio se extiende hasta septiembre, permitiendo disfrutar de diversos deportes invernales. También en invierno, se celebra la Fiesta Nacional de la Nieve, otra de las principales festividades de la zona, con un programa de 5 días, donde convergen espectáculos y competencias.

Viajes a Bariloche en primavera:

En esta temporada las temperaturas comienzan a elevarse gradualmente, con máximas cercanas a los 20°C y mínimas de 7ºC. También disminuyen paulatinamente las precipitaciones, mientras que los vientos se hacen especialmente fuertes, presentándose ráfagas que pueden llegar a superar los 100 km/hora.

Esta estación, tiene el gran atractivo del aumento del caudal de los ríos debido a los deshielos, siendo ideal para la práctica de diversos deportes acuáticos tales como rafting y kayak. También esta época, por enmarcarse en temporada baja, es especialmente apetecida por quienes buscan ahorrar y evitar aglomeraciones, siendo los meses más económicos octubre y noviembre.


¿Qué hacer?

Compras: Bariloche tiene una vasta tradición artesana, albergando numerosos mercadillos y tiendas, donde es posible adquirir diferentes trabajos originales en vidrio, textil, papel, madera, macramé, metal y cerámica.

Disfrutar de la gastronomía local: Otro de los imperdibles de Bariloche, es la degustación de chocolates, producto típico de la ciudad, fácil de encontrar en las numerosos chocolaterías dispersas en su centro histórico.

Excursiones a sus entornos naturales: Visitar algunas de las reservas naturales o navegar por el Lago Nahuel Huapi, es una opción ideal para quienes gusten de la naturaleza y la aventura, existiendo un amplio abanico de excursiones que permiten descubrir los hermosos entornos de la ciudad.

Esquiar: Durante la temporada de nieve es posible de disfrutar de este deporte en los numerosos centros de esquí de la ciudad, entre los cuales figuran el Cerro Catedral, considerado uno de los mejores centros de esquí del continente.

Recorrer la ciudad: Finalmente una actividad que no puede faltar, es simplemente recorrer su pintoresco centro cívico, con arquitecturas en madera y piedra verdosa que recuerdan las construcciones típicas de las zonas montañosas suizas o austriacas.


Datos y consejos útiles para viajeros

Comer: Si bien en todo Bariloche se pueden encontrar restaurantes famosos por su oferta gastronómica, calle Mitre, la principal calle de la ciudad, es una parada obligatoria para amantes del buen comer, agrupando numerosos restaurantes, bares y chocolaterías.

Vida Nocturna: Bariloche también es famoso por su encendida vida nocturna, albergando numerosas discotecas y bares. La mayoría de sus clubes y locales más famosos se emplazan en la calle Juan Manuel de Rosas a orillas del Lago Nahuel Huapi, aun cuando se pueden encontrar muchos otras más en las callecitas de su centro, tales como calle Mitre.

Comprar: Sumado a sus restaurantes, calle Mitre alberga numerosas tiendas donde se puede encontrar todo lo necesario, agrupando tiendas que ofrecen suvenires comunes, artesanías, chocolates y vestimenta para esquiar, entre otras cosas.

Información Turística: Para adquisición de folletos, mapas e información general se puede acudir al Punto de Información Turístico situado en la plaza del centro cívico, abierto diariamente de 9 a 21 horas.

Radiación: Como todas las localidades del cono sur, se debe tener especial cuidado con los altos grados de radiación ultravioleta, siendo imprescindible el uso constante de bloqueador solar.