Cómo será la reforma en la doctrina de las FFAA

Mauricio Macri anunció la reforma del Sistema de Defensa Nacional con el objetivo de asignarle a las Fuerzas Armadas un nuevo rol para que "colaboren" en la seguridad interior. De esta manera, el Presidente habilitará la intervención de los militares en un área que hasta ahora les está vedada.

De acuerdo a lo informado por Presidencia, la reforma consiste en modificar el Decreto 727 del año 2006 sobre la reglamentación de la Ley de Defensa, contemplando la intervención de las FFAA ante "agresiones de origen externo" y no restringirla sólo a "amenazas estatales" externas. En ese punto, el Gobierno apunta a incluir a las FFAA en su programa de lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

Sin brindar demasiados detalles, el Gobierno señaló a través de una comunicado que planea "actualizar la doctrina y los planes de carrera militar" poniendo el énfasis "en el uso de las nuevas tecnologías". Parte del nuevo escenario también incluye la idea de "fortalecer" las empresas FAdeA (Fábrica Argentina de Aviones) y Tandanor (industria naval).

Asimismo, desde Casa Rosada anticiparon que se actualizará "la visión del contexto internacional" con el objetivo de ratificar el compromiso del Gobierno en materia de "cooperación para fortalecer la paz y la seguridad mundial".

La reforma planteada por el Ejecutivo es inédita desde el retorno de la democracia. Vale mencionar que desde 1983 la doctrina vigente en la Argentina limita el accionar de las FFAA. Por lo pronto, estas modificaciones se materializarán por decreto en los próximos días.

La reforma fue anunciada por Macri durante un acto en Campo de Mayo junto al ministro de Defensa Oscar Aguad y varios jefes militares. El Presidente señaló que los militares actuarán como "apoyo logístico en la zona de fronteras", así como ante "eventos de carácter estratégico".

Al respecto, afirmó que "es importante" que las fuerzas militares "puedan colaborar con la seguridad interior, principalmente brindando apoyo logístico en la zona de frontera, interviniendo frente a la prevención de eventos de carácter estratégicos". Las Fuerzas Armadas tendrán también como misión la "custodia y protección de los objetivos estratégicos", señaló el Presidente.

Aguad, a su turno, precisó en declaraciones periodísticas que el Ejército actuará como "fuerza disuasiva" en los pequeños poblados" de frontera para que "no haya peligro de que puedan instalarse grupos vinculados al narcotráfico y también grupos terroristas". Aguad indicó que con ese objetivo se creará una "fuerza de despliegue rápido con 10 mil hombres".

La oposición pide que los cambios en las FFAA se debatan en el Congreso

A raíz del anuncio del presidente Mauricio Macri sobre la puesta en marcha de la reforma del Sistema de Defensa Nacional, el arco opositor salió a manifestarse en contra de los cambios en el rol de las Fuerzas Armadas.

Los bloques de Diputados y Senadores del Frente para la Victoria consideraron como una "degradación de la democracia y el estado de derecho" el cambio en la política de defensa. A través de un comunicado, los diputados kirchneristas indicaron que "entrometer a las Fuerzas Armadas en seguridad interior exige la modificación de tres leyes piramidales de la Democracia argentina: Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia. Sin ello sería ilegal".

"Por lo tanto solicitamos que el debate pase por el Congreso de la Nación", subrayaron los legisladores de la oposición.

En tanto, la izquierda también se hizo eco del anuncio presidencial. La diputada porteña Myriam Bregman cuestionó la "reinserción de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad", y añadió que "el próximo paso" es "construir a los que enfrenten como ´enemigos´".

Otro de los que salió a cuestionar la decisión del Ejecutivo fue el diputado Felipe Solá. "Las Fuerzas Armadas no están preparadas para hacer seguridad interior, es trágico", publicó en su cuenta de Twitter al tiempo que exigió que el tema sea debatido en el Congreso.

El ex jefe de Gabinete Alberto Fernández dijo al respecto que "volver a involucrar a las FFAA en cuestiones de seguridad interior nos retrotrae a un debate ya muy superado. Macri es definitivamente el peor presidente de la democracia".