Crece la brecha de precios entre los combustibles Premium y los tradicionales

La diferencia entre los precios de los productos de mayor y menor calidad se extendió aún más desde que se desreguló el mercado de hidrocarburos

Desde que se liberaron los precios de los hidrocarburos, se amplió la brecha entre los combustibles de primera calidad y las tradicionales.

La nafta Premium es un 16% más cara que la súper. Una situación similar ocurre con el gasoil aunque en este caso la brecha se extiende medio punto más.

En los países de la región la situación es distinta.

Uruguay la disparidad entre los diesel es del 37% mientras que en las naftas es solo del 3,7 por ciento. En Brasil, el escenario es similar. En España, en tanto, la gasolina 98 octanos es 12% más costosa que la regular y el gasoil mejorado vale 8,5% más que el de menor calidad.

Según los especialistas, la diferencia tiene su origen en una cuestión comercial. Es que el avance de las nuevas tecnologías motrices provocó que los automovilistas se inclinen cada vez más por los combustibles premium, más caros que los habituales, en detrimento de las versiones.

En ese sentido, informes oficiales dan cuenta que estos productos incrementan cada vez más su participación en el mercado total, al punto que 1 de cada 3 litros que salen de los surtidores es de estas características.

El market share de este segmento es dominado ampliamente por YPF con un 63% de las ventas, en tanto que el segundo puesto le corresponde a Shell con el 21,6% mientras que AXION completa el podio con el 10 por ciento.