Djokovic volvió y dejó atrás a Nadal en un choque emotivo y es finalista de Wimbledon otra vez

15.07.2018

El serbio Novak Djokovic derrotó al español Rafael Nadal en un vibrante partido por 6-4, 3-6, 7-6 (9), 3-6 y 10-8 y buscará su cuarto título en Wimbledon en su primera final de Grand Slam desde 2016.

En un partido magnífico de cinco horas y cuarto, que se disputó en dos días, el serbio de 31 años venció y se medirá en la final del domingo al sudafricano Kevin Anderson. Nadal, en cambio, número uno mundial, perdió a los 32 años la oportunidad de disputar su sexta final del torneo y optar a un tercer título, además de igualar a Bjorn Borg como el único tenista de la historia en hacer tres dobletes Roland Garros-Wimbledon.

Al término del partido, el serbio, Nº21 mundial, bromeó sobre su cansancio y el de Anderson, cuya semifinal con el estadounidense John Isner duró más de seis horas: "Ya veremos si podremos jugar...". "Él tuvo un día libre, que es mucho, ojalá yo hubiera tenido uno. Pero es como es, y para mí es increíble jugar una final de Wimbledon", añadió.

El partido Nadal-Djokovic se suspendió el sábado a las 23 locales cuando el serbio acababa de ganar el tercer set, con ventaja de uno sobre el manacorí.

Nada parecía haber cambiado en la reanudación, para bien del mejor partido que se ha visto en esta edición, incluso sobre el que disputaron Nadal y Juan Martín Del Potro. El encuentro estuvo a la altura de la rivalidad: tras esta semifinal, ambos han jugado en 52 ocasiones -el duelo más repetido en la era profesional-, con 27 victorias del serbio y 25 del español.

Así, el primer juego de la reanudación duró 15 minutos, y se lo llevó Nadal con su servicio en la cuarta ventaja que dispuso, y tras levantar dos break points de Djokovic.

El número 1 rompió luego el servicio a Djokovic y pronto se encontró con un 3-0 a su favor. Pero el serbio se recompuso y empató 3-3. Sin embargo, Rafa era consciente de que su supervivencia dependía de que se jugase un quinto set y pisó el acelerador, anotándose los tres juegos siguientes para llevarse el cuarto set por 6-3.

El quinto y definitivo parcial fue más igualado y ninguno era capaz de despegarse. Djokovic pudo hacerlo, pero desperdició una oportunidad de quiebre para ponerse 5-3 con un mal drive que se fue a la red y Nadal igualó 4-4.

Luego fue el español el que desperdició dos break points y ponerse 5-4 y servicio a su favor.

Con el 5-5, sin posibilidad de juego de desempate en el quinto set y con ambos apurando sus fuerzas, el partido podía eternizarse, como ocurrió la víspera en la otra semifinal (26-24 para Kevin Anderson ante John Isner).

Finalmente, el primer match point fue para Djokovic, con 8-7 y servicio de Nadal, pero, en un tenso ejercicio de supervivencia, el mallorquín se impuso.

El serbio estuvo en cuatro ocasiones a dos puntos de ganar el encuentro, una situación de la que nunca gozó Nadal, y finalmente aprovechó su segundo punto para partido.

La noticia del duelo fue que Djokovic volvía a ser el viejo Djokovic, en general -no disputaba las semifinales de un torneo grande desde 2016-, y que Nadal volvía a ser el buen jugador sobre pasto de 2011 y antes.

El serbio peleará por el título de Wimbledon (sería el cuarto, 13° de Grand Slam) frente a Anderson (subcampeón del último US Open) este domingo. Djokovic domina en enfrentamientos por 5-1 y será la tercera vez que se enfrenten sobre el césped londinense. La última vez que lo hicieron el duelo se decidió en cinco sets, después de que el de Belgrado levantara dos sets a cero. Esta será la primera vez que lo hagan con un título en juego.