El dólar minorista no da respiro, cotiza a $21,17 y obliga al Banco Central a intervenir en el mercado

Por su parte, las operaciones registradas en el mercado mayorista muestran una fuerte suba con respecto al cierre de $20,54 del viernes

Tras un fin de semana largo, las expectativas de operadores y analistas pasaban por saber cómo reaccionaría tanto el mercado cambiario cómo el mercado secundario de Lebacs, luego de la abultada venta de dólares que realizó el Banco Central la semana anterior y de su decisión de elevar la tasa de interés de referencia por encima del 30%.

Con la apertura de las operaciones se develó la incógnita, pues los primeros precios se pactaron a $20,614 para la venta, es decir 7 centavos por encima del cierre del viernes, pero con el correr de los minutos su precio fue en ascenso hasta los $20,90, muy cerca del máximo de $20,92. Pero fue a partir de que las pizarras mostraran ese precio, para que nuevamente apareciera el Banco Central y el precio bajó levemente.

En su primera intervención, de los u$s100 millones solo le tomaron u$s20 millones, lo cual según los operadores "es una buena señal".

Por su parte, en el segmento minorista el precio volvía a ubicarse por encima de los $21 por unidad, prácticamente igualando su máximo histórico de $21,20. Así por ejemplo, mientras que el Banco Nación lo ofrece a $21,10, el Santander a $21,15 y el BBVA lo hace a $21,18. En tanto, el Galicia lo hace a $21,40.

Más allá de lo que se viene observando en el mercado, de lo que no queda dudas es que los próximos días se caracterizarán por una buena dosis de volatilidad en las cotizaciones de la divisa estadounidense, por lo que se estima que la premisa de los operadores será operar con cautela.

Sobre este punto, el banco de inversión Morgan Stanley emitió un informe en el que advierte que el terremoto cambiario aún no pasó, y cree que inducirá al BCRA a "subir algo más la tasa", entre otras cosas porque además no ve señales claras de desinflación hasta entrado "el segundo semestre".

Por su parte, desde Balanz Capital afirmaron que la suba de tasas con la que la autoridad monetaria busca frenar la demanda de dólares y dejar así de verse obligado a seguir sacrificando reservas para contener la escalda del tipo de cambio, "va a funcionar por un rato, pero el sentimiento externo va a continuar inyectando volatilidad".

Por su parte, Daniel Chodos, director y jefe de estrategia de trading de bonos en Credit Suisse, considera que la reacción del organismo que conduce Federico Sturzenegger fue pragmática y que dejó dos mensajes claros al mercado: se recuperó independencia y puede hacerles perder plata.

Lo que sí está claro que la decisión oficial de subir las tasas de interés y contener la suba del tipo de cambio no fue un hecho aislado y por el contrario, todo indica que el Banco Central volverá a actuar, en caso que lo considere necesario. Dicho en otras palabras, los operadores saben que si la demanda no cede, es probable que decida subir más la tasa y vender más reservas.

En cuanto a la tasa de interés de las Lebac en el mercado secundario, la de 14 días mostraba un rendimiento del 32,74%.

Por Ruben Ramallo