El Tribunal Supremo Electoral de Brasil rechaza la candidatura presidencial de Lula da Silva

02.09.2018

El exmandatario, que en estos momentos se encuentra en prisión, no podrá presentarse este año a las elecciones presidenciales por haber sido condenado por corrupción

El Tribunal Supremo Electoral de Brasil ha establecido este viernes que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que en estos momentos se encuentra en prisión, no podrá presentarse este año a las elecciones presidenciales por haber sido condenado por corrupción.

La sentencia, emitida por una mayoría de cuatro votos a favor frente a uno en contra, aclara algunas de las dudas que rodean a estos comicios, los más tensos que vive el país en décadas. "Lo que está en juego aquí hoy es la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y la Constitución", ha señalado el juez Og Fernández ante el tribunal al fundamentar su voto para que Lula no pueda ser electo.

El juez Admar Gonzaga, quien como abogado trabajó para la campaña del 2010 de la apadrinada y sucesora de Lula, Dilma Rousseff, emitió el voto decisivo en el 6-1 que selló la exclusión del icono izquierdista de los comicios presidenciales.

Los abogados del expresidente ya han declarado que recurrirán la decisión del tribunal ante el Supremo. Lula da Silva, a pesar de encontrarse en prisión, lidera casi todas las encuestas como candidato a las elecciones, previstas para el próximo 7 de octubre.

Se espera que el compañero de fórmula de Lula, el exalcalde de la localidad de Sao Paulo Fernando Haddad, encabece la candidatura presidencial del Partido de los Trabajadores (PT).

Haddad ha estado haciendo campaña pero no puede participar en los debates presidenciales. El apoyo de los votantes a Haddad dependerá de la capacidad de Lula para transferirle su apoyo.

Ahora, el partido tiene hasta el 17 de septiembre para cambiar sus nombres en la boleta, aunque el tribunal le dio 10 días para hacer la modificación. La corte también determinó que Lula no deberá aparecer en las campañas de televisión y radio de su partido hasta que la boleta haya sido efectivamente cambiada.

Lula fue encarcelado en abril en el marco de una condena a 12 años de prisión por recibir sobornos. Con 6 votos a favor y uno en contra, el TSE rechazó este miércoles la denuncia de Lula contra las cadenas de televisión, que habrían ignorado al líder izquierdista dado su encarcelamiento. Lula argumentó que seguiría siendo un candidato oficial a la Presidencia hasta que el TSE decidiera si podía presentarse al cargo.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil evaluará en septiembre la apelación de Lula para ser liberado y poder sumarse a la campaña presidencial que ya está en marcha.

Reacciónes:

Nota del PT:

"Es mentira que la Ley de la Ficha Limpia impediría la candidatura de quien fue condenado en segunda instancia"

A la vista de la violencia cometido hoy (31) por el Tribunal Superior Electoral en contra de los derechos de Lula y las personas que quieren elegir su Presidente de la República, el Partido del Trabajo dice que va a seguir luchando por todos los medios para garantizar su aplicación en la elección del 7 octubre.

Vamos a presentar todos los recursos a los tribunales de los derechos políticos son reconocidos Lula , de la ley y los tratados internacionales ratificados por Brasil. Vamos a defender a Lula en las calles, junto con el pueblo, porque él es el candidato de la esperanza.

Es mentira que la Ley de la Ficha Limpia impediría la candidatura de quien fue condenado en segunda instancia, como es la situación injusta de Lula. El artículo 26-C de esta Ley dice que la inelegibilidad puede ser suspendida cuando haya recurso plausible a ser juzgado. Y Lula ha de ser procesada en recursos STJ y STF contra la sentencia arbitraria.

Es mentira que Lula no podría participar en la elección porque está preso. El artículo 16 bis de la Ley Electoral prevé que un candidato sub judice (en fase de juicio) puede "efectuar todos los actos relativos a la campaña electoral, incluso utilizar el horario electoral gratuito en la radio y en la televisión y tener su nombre mantenido en la urna electrónica".

La Justicia Electoral reconoció los derechos previstos en estas dos leyes a docenas de candidatos en las últimas elecciones. En 2016, 145 candidatos a alcalde disputaron la elección sub judice, con registro rechazado, y 98 fueron elegidos y gobiernan sus ciudades. ¿Es sólo para Lula que la ley no vale?

El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas determinó a Brasil a garantizar los derechos políticos de Lula, incluyendo el de un candidato. Y Brasil tiene obligación de cumplir, porque firmó el Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Y el Congreso Nacional aprobó el Decreto Legislativo 311, que reconoce la autoridad del Comité. El TSE no tiene autoridad para negar lo que dice un tratado internacional que Brasil firmó soberanamente.

Es falso el argumento de que el TSE tendría que decidir sobre el registro de Lula antes del horario electoral, como alegó el ministro Barroso. Los plazos fueron atropellados con el objetivo de excluir a Lula. Son arbitrariedades así que generan inseguridad jurídica. Hay un sistema legal para los poderosos y un sistema de excepción para el ciudadano Lula.

En una semana que avergonzar al poder judicial para siempre, la cúpula de este aumento negociado de energía del 16,4% con respecto a los salarios ya indecentes de ministros y jueces sancionó el penal externalización de los contratos de trabajo y la democracia ahora atacado frontalmente, los derechos electores y los derechos del mayor líder político del país. Es una cancelación de la política, basada en mentiras y voluntad, como se hizo en la dictadura del tiempo.

La violencia de hoy expone a Brasil para el mundo como un país que no respeta sus propias leyes, que no cumple con sus compromisos internacionales, que maneja el poder judicial, en complicidad con los medios de comunicación, a la persecución política. Este sistema de energía, fuertemente apoyado por la Red Globo, llevó al país al atraso y las personas que sufren el hambre y la trajo de vuelta.

La candidatura del compañero Lula es la respuesta del pueblo brasileño a los poderosos que usurparon el poder. Lula, y todo lo que representa, está por encima de los casuismos, de las maniobras judiciales, de la persecución de los poderosos.

Es con el pueblo y con Lula que vamos a luchar hasta el final.

Comisión Ejecutiva Nacional del Partido de los Trabajadores