En su defensa, Cristina Fernández de Kirchner apuntó a Macri, Calcaterra y Angelici

14.08.2018

La ex mandataria también recusó al juez Bonadio y el fiscal Stornelli. Pidió la nulidad de la causa y habló de persecución política.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner tuvo ayer su sexta indagatoria en los tribunales de Comodoro Py, la cuarta citada por el juez Claudio Bonadio. Tras su arribo al edificio de Retiro y su llegada al cuarto piso, donde está el juzgado, CFK esperó cerca de media hora sentada en un sillón del pasillo.

Presentación: 

Luego entró a un pequeño despacho de la secretaría que lleva el caso y comenzó a mostrar cuál será su estrategia en el expediente de los "cuadernos de las coimas". Pidió nulidades, que se cite al presidente Mauricio Macri y al titular de Boca, Daniel Angelici, y que la causa pase al juzgado de Julián Ercolini, por conexidad con el expediente de direccionamiento en la obra pública, entre otros puntos.

Pedido de nulidad: 

En la audiencia no estaba Bonadio, pero sí el fiscal del caso, Carlos Stornelli, a quien CFK no saludó. La ex mandataria escuchó los cargos en su contra, los rechazó, se negó a declarar y presentó los tres escritos que firmó con su propia lapicera. Acompañada en todo momento por su abogado defensor, el penalista Carlos Beraldi, en sus diferentes presentaciones la ex mandataria mencionó desde Forum Shopping y origen ilícito de la causa hasta acusaciones de persecución, pedidos de nulidades y recusaciones contra juez y fiscal.

Así pareció comenzar a delinear lo que será su estrategia en el caso que podría resumirse en una frase: "no hay mejor defensa que un buen ataque". CFK pidió que se cite a declarar como testigo Macri, a quien acusó de "persecución política", también a Angelici, señalado como "operador judicial" del macrismo en tribunales. CFK dijo querer saber si Angelici intervino en la negociación para que Ángelo Calcaterra, primo hermano presidencial y ex dueño de IECSA, se transformara en imputado colaborador, como finalmente sucedió.

También pidió registros fílmicos y escritos de visitas de la Quinta Presidencial de Olivos, de la Casa Rosada, en Balcarce 50, de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Personalizando aún más su ofensiva, CFK mencionó a Nicolás "Nicky" Caputo, empresario y mejor amigo de Macri, quien no está involucrado en esta causa.

La estrategia defensiva de la ex mandataria incluyó, más allá de pedir la nulidad de la causa, que el expediente tramite en el juzgado de Julián Ercolini, por ser el que investiga el presunto direccionamiento de la Obra Pública. En ese sentido sostuvo que "en efecto, de la reseña de los sucesos que habría que investigar en la presente causa y los que resultan materia de pesquisa en los sumarios del Juzgado indicado, se advierte plena conexidad, toda vez que las investigaciones giran alrededor de los hechos perpetrados por una misma asociación ilícita, las maniobras son similares, existe un principal perjudicado en el Estado Nacional y existe casi una identidad personal en los incursos en las conductas estudiadas".

Acusaciones y conexidades "En verdad, resulta absurdo intentar hacernos creer que en un país que preside Mauricio Macri, hijo de Franco, primo hermano de Ángelo Calcaterra y hermano del alma de Nicolás "Nicky" Caputo, todos ellos quinta esencia de la patria contratista, haya sido Néstor Kirchner a partir del 25 de mayo de 2003, quien organizó el supuesto sistema de cartelización de la obra pública, típico de la patria contratista durante la última dictadura militar y consolidada durante la década de los 80`", sostuvo la ex mandataria. Y agregó: "mucho más insólito es que en esa situación puedan hacerse aparecer a los empresarios como las víctimas de tales prácticas", en referencia a los distintos arrepentidos de la causa, en los que además de Calcaterra, están Carlos Wagner, de Esuco, Héctor Zabaleta, ex Techint, y Juan Carlos De Goycoechea, ex Isolux. En tren de apuntar, Cristina Fernández de Kirchner consideró que es "imprescindible que se analice el manejo de la obra pública en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la cual el PRO viene gobernando desde hace más de una década"

El escrito completo que Cristina Fernández de Kirchner presentó como Recusaciones del juez y fiscal interviniente