Federico Sturzenegger se reunió con una decena de economistas sub-40 de distintas extracciones para intercambiar opiniones

19.05.2018

El presidente del Banco Central Federico Sturzenegger se mostró ayer "relajado" y "firme en su puesto" durante un desayuno en su despacho.

Durante un desayuno con una decena de economistas sub-40 de distintas extracciones, Federico Sturzenegger se mostró ayer "relajado" y "firme en su puesto" luego de tres semanas de crisis cambiaria.

El funcionario transmitió esa imagen en medio del fortalecimiento esta semana del ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien jugó un rol clave en las negociaciones con banqueros para garantizar la renovación del 100% del megavencimiento de Lebacs el martes último por $ 615 mil millones y que ese mismo día sacó otro as de la manga con una exitosa colocación de deuda por más de $ 73 mil millones, mérito que fue destacado por el presidente Macri en conferencia de prensa como una muestra de la recuperación de la confianza de los inversores externos.

En contraposición, la figura de Sturzenegger lucía más debilitada por las críticas al manejo de la corrida cambiaria, y por las tensiones con algunos miembros del ala política del gabinete tras la recalibración de las metas de inflación el 28 de diciembre.

Clima

Los economistas Federico Furiase (Eco Go), Ramiro Castiñeira (Econométrica) y Christian Buteler que asistieron al desayuno coincidieron en describir a un Sturzenegger "relajado, distendido, firme en su puesto, y defendiendo convencidamente su gestión, y que dice contar con el respaldo de Macri". Calificaron de "ameno, cordial y sin cruces picantes" el clima de la reunión, y que "se mostró abierto a escuchar las distintas opiniones, e incluso reconoció errores".

Inflación

Entre esas equivocaciones el funcionario mencionó "haber bajado las tasas al inicio de 2018 -aunque él no estaba de acuerdo- en medio de un contexto inflacionario", aunque "rescata que el tiempo le dio la razón y salió fortalecido" porque recuperó su manejo.

Cuando Sturzenegger recibió a Buteler, un especialista en finanzas muy crítico con los préstamos hipotecarios ajustados por UVA, le ofreció un plato de esas frutas.

En tiempos de lucha por la igualdad de género, juzgaron "desacertado" que a la cita no se haya invitado a mujeres economistas. "Ya les pasé contactos para la próxima reunión", aseguró Martín Kalos, el economista que hizo notar la falta de colegas mujeres.

Sobre tasas, Sturzenegger reconoció que 40% "no es cómodo" para la actividad económica pero se "mostró convencido" de que es el adecuado en el actual escenario, y "no dio pistas de cuándo empezará a bajarlas".

En cuanto a las Lebacs, dijeron que "es consciente del riesgo que representa" por lo que se analizan alternativas para reducir el monto de corto plazo y descomprimir la tensión en cada licitación.

Respecto al tipo de cambio, ratificó el régimen de libre flotación, pero reiteró que "en la actual no hay razones para que el dólar supere los $ 25". En cuanto a la crisis cambiaria, "siguen atentos al contexto internacional y a la tasa de interés de los bonos de Estados Unidos".