GP de Canadá: Monólogo de Vettel

El jefe de filas de Ferrari arrebata el liderato del Mundial a Hamilton

La debacle de McLaren contrastó con el renacimiento de Ferrari, donde Sebastian Vettel abrochó un triunfo incontestable para recuperar el liderato del Mundial. Su dominio, de punta a punta, no admitió ni una sospecha, ni un amago de rebelión. Valtteri Bottas y Max Verstappen, que partía ayer con los neumáticos más agresivos, no pudieron incomodarle de inicio. Así que el tetracampeón tomó un ritmo de crucero que le llevó hasta la meta. El único incordio lo recibió de la modelo encargada de la bandera a cuadros, que se anticipó una vuelta por una orden errónea de la dirección. Ni aun así le pudieron arrebatar el 50º triunfo de su triunfal carrera.

Lewis Hamilton, desde ayer a un punto de la cabeza, ni siquiera intuyó opciones de podio. Lejos de las prestaciones que le hicieron ganar otras seis veces en Montreal, al jefe de filas de Mercedes se le volvió a ver sin argumentos. Y eso que, una vez más, aunque ya hayamos perdido la cuenta, el aguante de los Pirelli mejoró el cálculo más optimista. Romain Grosjean, con el Haas, pudo estirar los ultrablandos hasta 47 vueltas. "No esperábamos tener tan poca degradación", apuntó Carlos Sainz, que controló de inicio las gomas y luego mantuvo a raya a los Force India para conquistar un octavo puesto, aunque por detrás de su compañero, de indudable mérito.

Hartley y Stroll

Antes, en mitad del tedio, sólo destacó el escalofriante accidente entre Brendon Hartley y Lance Stroll en la primera vuelta. En principio pareció que el canadiense había cerrado a su rival contra el muro en la curva 5. Pero según reveló por radio, todo venía precedido de un pinchazo del ídolo local. En cualquier caso, decepción para la afición de Montreal y terrible sopapo para Toro Rosso, donde ya se da por hecho un relevo al volante.

Curiosamente, tras desaparecer el coche de seguridad, la historia pareció repetirse entre Sergio Pérez y Sainz. "Deberían enseñarle una bandera negra", reclamaba iracundo el mexicano, tras marcarse el obligado recto. "Me golpeó y me cerró la puerta de mala manera", replicó el madrileño, que al final sí se salió con la suya.

Resultado de la carrera:

Posiciones del campeonato: