Houston Rockets vs Golden State Warriors, final soñada en la Conferencia Oeste

Ambos vencieron el quinto encuentro de sus series contra Utah Jazz y New Orleans Pelicans y se medirán en la mejor eliminatoria del año.

Houston Rockets y Golden State Warriors jugarán la final de la Conferencia Oeste de la NBA. Una frase que muchos deseábamos desde el fichaje de Chris Paul por los texanos. Una suerte de final anticipada entre los dos mejores equipos de la liga, 65 y 58 victorias en la temporada regular y la sensación durante los Playoffs de que ambos eran absolutamente invencibles en sus eliminatorias.

Por un lado, unos Rockets que acompañarán a James Harden cuando recoja el MVP 2017-2018, un premio más que merecido a un año colosal en el que el ex de los Thunder se ha mostrado imparable: 30,4 puntos, 8,8 asistencias y 5,4 rebotes por partido. A su lado, un Paul que se ha adaptado mejor de lo imaginado al sistema de Mike D'Antoni, asistiendo menos pero anotando más, amasando menos balón y promediando uno de los ratios de pérdidas más bajos de su carrera. El ex de los Clippers se fue hasta los 41 puntos en el quinto encuentro y pisará por fin unas finales de Conferencia que se le negaron en Nueva Orleans y Los Angeles.

Como tercer buque insignia de estos Rockets, quizás el jugador del que dependan muchas de las opciones de su equipo en la eliminatoria, está Clint Capela. El joven pívot se ha transformado de un buen 'cinco' defensor a un jugador tan completo que ni su General Manager, Daryl Morey, se lo imaginaba: "Es la excepción que confirma la regla de que en el tercer año los jugadores dejan de progresar", dijo. Capela ha promediado casi 14 puntos, 10,8 rebotes y 2 tapones por partido, mejorando en los Playoffs hasta 15,4, 13 y 2,6. Es vital para Houston que sea capaz de proteger el aro y defender a un equipo que se abre tanto en pista como los Warriors.

Ilusionantes Jazz

Los Utah Jazz se despiden con alegría de unos Playoffs que han servido de punto de inflexión para la franquicia. Han confirmado que en Donovan Mitchell seleccionaron a un All-Star, que en Rudy Gobert tienen a uno de los mejores pívots de la liga y que en Ricky Rubio, que no ha podido jugar la eliminatoria por lesión, había mucho más de lo que fue capaz de enseñar en Minnesota. Un trío joven e ilusionante para un futuro que convierte a los Jazz en uno de los aspirantes a la Conferencia Oeste. Ahora le tocará a la dirección de la franquicia mover las piezas necesarias para convertir al equipo en candidato, pero hay piezas en la pista y el banquillo, donde Quinn Snyder se ha confirmado como uno de los mejores entrenadores de la liga.

Los Warriors, favoritos

En una temporada marcada por la irregularidad y los problemas físicos de Stephen Curry y Kevin Durant, los Golden State Warriors llegan a la final del Oeste en el mejor momento de la temporada. Han probado al 'quinteto de la muerte' desde el inicio en la serie contra los Pelicans para preparar el enfrentamiento ante Houston, y realmente ha dado miedo. Parece imposible que haya algún equipo que en condiciones normales pueda ser capaz de defender de manera constante a ese Curry, Thompson, Iguodala, Durant, Green, pero si hay alguien que puede son los Rockets.

Durant ha promediado 28 puntos con un 49% de acierto en tiros de campo, por los 24,5 y 47% de Curry. Klay Thompson también ha encontrado rachas y se ha ido a los 21,2. Tres jugadores en más de 20 puntos, y qué tres. En el quinto y definitivo partido, el trío se combinó para 75 puntos, 19 rebotes y 18 asistencias. Imposible para los Pelicans.

Green ha promediado casi un triple-doble en las series contra San Antonio y Nueva Orleans, quedándose en 13,1 puntos, 11,5 rebotes y nueve asistencias. El verdadero director de juego de unos Warriors que van a por su cuarta final consecutiva en los últimos cuatro años y a por su segundo anillo seguido, algo que en la historia sólo han podido lograr Miami Heat, Los Angeles Lakers, Chicago Bulls, Houston Rockets, Detroit Pistons y Boston Celtics.

Golden State eliminó en cinco partidos a unos Pelicans a los que estos Playoffs confirman como una de las alternativas serias en el Oeste. Sin DeMarcus Cousins, lesionado, han conseguido ofrecer a Anthony Davis un equipo de garantías para aspirar a las rondas más importantes de la postemporada. Ahora les tocará negociar la renovación de Cousins y sumar una superestrella a un proyecto en el que han dado la cara jugadores que salieron mal de sus anteriores equipos, como Rajon Rondo o el propio Mirotic, feliz ahora en Nueva Orleans después del mal trago final de Chicago. Y un Jrue Holiday que se despidió de la mejor temporada de su vida con un triple-doble.

Calendario y resultados Primera Ronda Playoffs NBA 2017 - 2018