Huracán Florence en imágenes: el impacto sobre Estados Unidos de la tormenta que amenaza con una inundación "catastrófica"

17.09.2018

La amenaza se hizo realidad y el temido huracán Florence tocó tierra el viernes sobre la costa sureste de Estados Unidos.

La fuerza de las olas se dejó sentir desde este viernes en Atlantic Beach, Carolina del Norte.

Según los últimos datos de las autoridades publicados el sábado, al menos 12 personas fallecieron.

El ojo del huracán tocó tierra en Wrightsville Beach, Carolina del Norte, que comenzó a sufrir los efectos de la tormenta con vientos de hasta 150 kilómetros por hora desde las 07:15 hora local (11:15 GMT) del viernes.

Aunque llegó como huracán de categoría 1, las autoridades advirtieron del riesgo de que Florence mate a "mucha gente" por las inundaciones "catastróficas".

Algunas partes de Carolina del Norte registraron inundaciones de hasta 3 metros.

Las dos Carolinas y Virginia son los estados más afectados por Florence.

En la tarde del viernes Florence se convirtió en una tormenta tropical.

No obstante, la alerta de evacuación seguía vigente para más de 1,7 millones de personas en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia.

Las inundaciones también provocaron que tuvieran que realizarse rescates en varias áreas de Carolina del Norte.

Los equipos de rescate comenzaron a responder peticiones de ayuda de personas atrapadas por las inundaciones causadas en algunas zonas de los estados más afectados.

Entre los fallecidos hay una madre y su hijo, sobre cuya vivienda cayó un árbol.

Una mujer y su hijo fallecieron en Wilmington después de que un árbol cayera sobre su vivienda.

Los fuertes vientos dejaron impresionantes imágenes de casas y negocios con los tejados arrancados.

Según informó el diario The New York Times el sábado, un millón de hogares se han quedado sin electricidad en las dos Carolinas.

Pese a que la furia de sus vientos era menor de lo esperado en los últimos días, el peligro del huracán radica principalmente en las inundaciones.

Algunos afectados se negaban a ser evacuados porque no todos los refugios aceptan mascota

La situación se agravó hacia el mediodía (16.00 GMT) del viernes, cuando la marea alta se sumó a los hasta 3,3 metros de altura de la marea ciclónica que Florence generó en la costa.

Equipos de bomberos locales se apresuraron a rescatar a las personas que quedaron atrapadas.

Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, Virginia y Maryland declararon el estado de emergencia.

Las comunidades afrontan "cantidades de lluvia épicas", con una acumulación de hasta 60 centímetros en dos días y en algunos puntos de hasta 1 metro.

Ayer las condiciones en esta parte de la costa este de Estados Unidos continuaban siendo peligrosas, por lo que las autoridades instaron a los ciudadanos a no tratar de volver a las zonas evacuadas.