La batalla de la desinformación. Un arma de uso sin límites

Middle East Eye: el portal especializado en Oriente Medio se hace eco de la 'batalla' en Twitter por la memoria de Razan al-Najjar, la enfermera palestina asesinada la semana pasada en la frontera de Gaza con Israel por una bala del ejército israelí. 

Razan al-Najjar, la enfermera palestina asesinada la semana pasada en la frontera de Gaza con Israel por una bala del ejército israelí (Twitter)

Altos cargos de Tel Aviv (como el portavoz del ejército) difundieron un vídeo en el que acusan a la voluntaria médica de actuar como escudo humano para Hamas. "Estoy aquí en primera línea y actúo como escudo humano...", explica la propia Najjar a una periodista en una frase que ha sido cortada intencionalmente y que, en realidad, termina diciendo: "...como rescatadora de los heridos en el frente de batalla".

RECORDEMOS

El 1 de junio, los soldados israelíes mataron a Razan al-Najjar mientras ayudaba a atender a los palestinos que resultaban heridos a manos de los soldados del régimen israelí en las protestas habidas en el este de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza.


REPERCUCIONES

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó este lunes su rechazo y consternación por el asesinato de la enfermera palestina Razan al-Najar a manos del Ejército israelí en Gaza.

A través de un comunicado, el organismo aseguró que este hecho se suma a "una cantidad de por sí asombrosa de ataques contra el personal de salud". El coordinador humanitario de la ONU, Jamie McGoldrick, recordó que deben respetar el derecho que tienen los trabajadores de la salud a realizar sus labores sin temer a ataques.

Asimismo, el jefe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en el Territorio Palestino Ocupado, James Heenan, advirtió que Israel ha cometido excesos sobre el uso de la fuerza letal.

"El derecho internacional humanitario establece que la fuerza letal solo puede emplearse como último recurso cuando existe una amenaza inminente de muerte o lesiones graves. Pero es muy difícil ver cómo una voluntaria de salud planteó tal amenaza a las fuerzas israelíes fuertemente armadas", expresó Heenan.