La "letra chica" del repo del HSBC prevé una voluminosa emisión de bonos soberanos como garantía de pago

El comunicado oficial indica que habrá una emisión de bonos por hasta u$s5.000 millones, mientras el repo con el banco se pactó por u$s1.000 millones

El préstamo "Repo" que el banco HSBC le otorgó a la Argentina por u$s1.000 millones contiene una cláusula oculta que no se publicitó al momento del anuncio oficial: consiste en la garantía (colateral, en la jerga financiera) que el Estado le cedió a la entidad financiera para cumplir con una de las condiciones al momento de firmar el acuerdo.

Lo llamativo de la operación no fue la cesión de la garantía -algo habitual en este tipo de transacciones- sino en el volumen de ésta: habría trepado a los u$s4.000 millones. Cuatro veces más que el monto recibido por el país.

La emisión de bonos que servirán como "colateral" del préstamo fue lanzada ayer martes a través del Boletín Oficial. Se trata de una emisión de hasta u$s5.000 millones de títulos en dólares con vencimiento en el año 2025.

La mayor parte de estos bonos quedan bloqueados y sólo podrían ser utilizados por el HSBC en caso de que la Argentina no le pague el crédito de u$s1.000 millones.

El vencimiento cae justo antes de las próximas elecciones presidenciales. El costo del "Repo" asciende al equivalente de la tasa Libor más 250 puntos básicos, la sobretasa que paga la Argentina por su riesgo país.

No es la primera vez que el Gobierno recurre a esta estrategia para engordar las reservas del Banco Central. La vez anterior fue en enero del año pasado, cuando recurrió a un club de bancos para solicitarles un préstamo por u$s6.000 millones.

Ese dinero, que se utilizó para cerrar las cuentas públicas de 2017, tendrá que ser devuelto este año ya que el "Repo" también fue pactado a 18 meses de plazo.

Como ocurrió esta vez con el HSBC, la garantía por ese crédito también fue cuantiosa: habría trepado a los u$s20.000 millones. También mediante la emisión de títulos públicos.