Laos: al menos 20 muertos y cientos de desaparecidos tras el colapso de una presa en el sur del país

Al menos 20 personas murieron y cientos permanecen desaparecidas después de que una presa en construcción se derrumbara en el sureste de Laos.

El torrente de agua que cayó inundó numerosas viviendas.

El colapso de la presa hidroeléctrica en la provincia de Attapeu, en el sureste del país, se produjo el pasado lunes y causó inundaciones en seis aldeas, según informó la agencia estatal de noticias de Laos.

"El desastre ha provocado la pérdida de varias vidas humanas y dejado a cientos de personas desaparecidas", informó la agencia, que confirmó que más de 6.600 personas se han quedado sin hogar a causa del incidente.

En las fotografías que se han difundido se puede ver a ciudadanos varados sobre los techos de las casas completamente sumergidas y barcos transportando a gente a lugares seguros.

El colapso de la presa hidroeléctrica en la provincia de Atrapeu el lunes provocó inundaciones en seis aldeas.

Attapeu es la provincia más al sur de Laos y comparte frontera con Camboya y Vietnam.

Es conocida por su agricultura, su vegetación y la industria maderera. La energía hidroeléctrica es una de sus mayores exportaciones.

"Lluvia continuada"

La presa que colapsó es parte del proyecto hidráulico Xe-Pian Xe-Namnoy, en el que participan empresas de Laos, Tailandia y Corea del Sur.

La construcción de Xe-Pian Xe-Namnoy comenzó en 2013 y debía comenzar sus operaciones comerciales el año próximo.

La presa subsidiaria, conocida como "Saddle Dam D", colapsó tras "una lluvia continuada" que provocó que "un gran volumen de agua" cayera en la reserva, según dijo el principal socio tailandés del proyecto, Ratchaburi Electricity Generating Holding, en un comunicado.

Como resultado, la presa colapsó y el agua cayó hasta el río Xe-Pian, a unos 5 kilómetros.

"Actualmente, Xe-Pian Xe-Namnoy Powe Company Limited y sus agencias vinculadas están evacuando a las personas que residen alrededor de la zona", indicó el comunicado.

Más de 6.600 personas se han quedado sin hogar.

La empresa surcoreana SK Engineering & Construction, que participó en la construcción del proyecto, explicó que los trabajadores trataron de reparar los daños en la presa, sin éxito.

En un comunicado, los gestores aseguraron que informaron a las autoridades y evacuaron el área antes de que la presa colapsara.

Previamente, grupos ambientalistas habían expresado temores por el programa hidroeléctrico de Laos y su potencial impacto en comunidades y ecosistemas abajo de la presa.