Las "chicas alemanas" de la Segunda Guerra Mundial y por qué Noruega les pide disculpas 70 años después

19.10.2018

Pasaron más de siete décadas desde que finalizó la Segunda Guerra Mundial, pero aún quedan heridas abiertas.

Se cree que unas 50.000 mujeres noruegas tuvieron relaciones con soldados alemanes de la Segunda Guerra y muchas fueron expulsadas del país tras el conflicto.

La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, emitió este miércoles una disculpa oficial del gobierno a las mujeres noruegas que fueron maltratadas por mantener relaciones íntimas con soldados alemanes durante el conflicto bélico.

Noruega, que era un país neutral en la guerra, fue invadida por las fuerzas nazis en abril de 1940. Se cree que hasta 50.000 mujeres noruegas mantuvieron relaciones con soldados alemanes.

El líder de la organización militar y policial nazi SS, Heinrich Himmler, alentó a los alemanes a tener hijos con ellas.

Himmler, uno de los hombres más poderosos bajo el mando de Adolf Hitler, favorecía a las mujeres noruegas, con la esperanza de que pudieran ayudar a promover el concepto nazi de una raza aria.

"Chicas alemanas"

Se estima que de las relaciones entre noruegas y soldados alemanes en la Segunda Guerra Mundial nacieron entre 10.000 y 12.000 niños.

Muchos de los niños de madres noruegas y padres alemanes nacieron en las instalaciones de maternidad administradas por los nazis, Lebensborn (Fuente de la vida), establecidas desde 1941 en el país.

A las mujeres que tenían relaciones con los soldados alemanes se las llamaba despectivamente "chicas alemanas" y fueron víctimas de represalias en Noruega cuando terminó la guerra, acusadas de traicionar al país.

Los castigos incluyeron privación de derechos civiles, detenciones o expulsiones del país a Alemania junto con sus hijos.

"Tratamiento indigno"

Las instalaciones Lebensborn (Fuente de la vida) se establecieron en Alemania y en países ocupados por los nazis, como Noruega.

"Las niñas y mujeres jóvenes noruegas que tenían relaciones con soldados alemanes o que se sospechaba que las tenían fueron víctimas de un trato indigno", dijo el miércoles la primer ministra noruega en un evento al conmemorar el 70 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU.

"Nuestra conclusión es que las autoridades noruegas violaron el principio fundamental de la regla de que ningún ciudadano puede ser castigado sin juicio ni condenado sin ley".

"Para muchas, esto fue solo un amor adolescente; para algunas, el amor de sus vidas con un soldado enemigo o un coqueteo inocente que dejó su huella por el resto de sus vidas", afirmó Erna Solberg."Hoy, en nombre del gobierno, quiero ofrecer mis disculpas", dijo.

El perdón se basó en un informe sobre las acciones de posguerra de Noruega.

A más de 70 años del fin de la guerra, es improbable que muchas de las mujeres directamente afectadas sigan vivas para escucharla disculpa del gobierno.

Erna Solberg reconoció que las autoridades noruegas violaron los derechos fundamentales de las ciudadanas con sus acciones.

Reidar Gabler asistió al evento y dijo a medios noruegos que el pedido de perdón significa mucho para su familia. Su madre, Else Huth de Sarpsborg, tenía 22 años en 1944 cuando se enamoró de un soldado alemán de 25 años.

"Las personas directamente afectadas ya no están con nosotros... Pero esto llega a sus familias y a los hijos", dijo Gabler."Teníamos que venir. Esto es increíble", aseguró después de conocer a Solberg.

Se cree que entre 10.000 y 12.000 niños nacieron como resultado de las relaciones entre mujeres noruegas y soldados alemanes.

Algunos de los niños también fueron blanco de actos de venganza, entregados a familias adoptivas o colocadas en instituciones.

En 2007, un grupo de esos niños, ahora adultos, demandó a Noruega en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pero su caso fue declarado inadmisible debido a la cantidad de tiempo que había pasado desde que ocurrieron los hechos.