Los bancos sumaron $57.000 M a su stock de letras mientras los inversores desarmaban Lebac

El desarme de Lebac por parte de inversores extranjeros tuvo su contraparte en la compra por parte de los bancos para luego recurrir a las Leliq y hacerse de liquidez.

Uno de los detonantes que activó la disparada del dólar fue el desarme de Lebac por parte de inversores extranjeros, anticipándose a la entrada en vigencia del impuesto a la renta financiera vendiendo sus letras, en un contexto de suba de tasas en Estados Unidos. Del otro lado, los bancos fueron la contraparte de estas ventas y se quedaron con gran parte de las letras que vendían de la cartera de sus clientes y luego recurrieron a las Leliq para hacerse de liquidez.

Según los últimos datos del Banco Central, entre el 24 de abril y el 2 de mayo el stock total de Lebac se redujo $13.907 millones, pasando de $1.238.241 millones a $1.224.334 millones. En paralelo, en esos días, el stock de letras del BCRA en los bancos pasó de $337.557 millones a $394.699 millones, un alza de $57.142 millones. Así, la participación de las Lebac en manos de los bancos respecto al total aumentó del 27,26% al 32,24%.

El desarme de Leliq de los bancos -que como aún no tiene un mercado secundario desarrollado esperaban al vencimiento y no lo renovaban- también se reflejó en las estadísticas del Banco Central, que muestran una baja de más de 119.560 millones de pesos, al pasar de $174.008 millones a $54.447 millones.

Así, entre ambos títulos el organismo monetario retiró del mercado cerca de 83.000 millones de pesos del mercado desde la semana pasada, la mayor parte a través de las Letras de Liquidez, que operan solamente los bancos.