Los equipos de F1 ya prueban los alerones de 2019

Los test de Hungría han servido para ver en pista los nuevos alerones, más sencillos y anchos. 

Oliver Rowland prueba con el Williams una primera versión del alerón delantero de 2019. WILLIAMS RACING

Uno de los grandes problemas de base que tienen los actuales Fórmula 1 es que no ayudan a los adelantamientos.

Las fuertes turbulencias que sufren los monoplazas cuando se sitúan detrás de otros hacen que sea prácticamente imposible ver luchas entre dos pilotos, si no es mediante el DRS o con los neumáticos como árbitros.

Por eso, la FIA y los equipos aprobaron en mayo una serie de cambios en la normativa sobre aerodinámica, que entrarán en vigor en 2019. Antes, algunos equipos han podido probar algunas de esas piezas, aunque montadas en coches de este año. Durante los test que se celebran en Hungría tras el Gran Premio, Red Bull, Williams y Force India han sido los elegidos para hacerlo.

Bajo una gran expectativa, los tres equipos el martes se han atrevido a montar un primer prototipo del alerón delantero que se usará la próxima temporada. Al volante del Red Bull estuvo Daniel Ricciardo, al del Force India se colocó el canadiense Nicholas Latifi, mientras que con el Williams lo hizo el británico Oliver Rowland.

Los alerones delanteros de 2019 serán más 200mm anchos y 25mm más profundos, sin apéndices y las líneas mucho más rectas. El objetivo es simplificar al máximo su diseño, aunque aún quedan muchos datos y horas de pruebas. Por eso, ayer martes en Hungaroring los que llevaban estos nuevos alerones iban impregnados en parafina para medir los flujos de aire. La sesión fue algo más corta de lo previsto, ya que como ocurrió el sábado durante la clasificación del Gran Premio, cayó una gran tormenta que obligó a detener las pruebas.