Los 'looks' de los invitados de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle

Por fin llegó el gran día, después de meses de espera y especulaciones sobre cada uno de los detalles de la gran boda real británica, el príncipe Harry y Meghan Markle se han dado hoy el 'sí quiero'. Mientras cientos de personas esperaban en las calles de Windsor para ser testigos del enlace real, algunos de cerca de 600 invitados llegaban a la entrada de la capilla de San Jorge del castillo de Windsor. 

El protocolo dicta que para una boda de día las invitadas lleven pamela o sombrero y, en su defecto, tocado. En cuanto a los vestidos, el 'dres code' exige que deben ser o trajes de día o cóctel (a la altura de la rodilla), en tejidos lisos o austeros y con texturas más lujosas como encajes o pedrerías, o de largo midi, pero nunca largo.

Y eso es precisamente lo que hemos visto, mucho largo midi, tocados con rejilla como los auténticos protagonistas y mucha sobriedad, propia de una boda real 'british'.