Macri cancela los proyectos firmados con el Invap y hay temor a despidos

Trabajan alrededor de 1.400 personas entre científicos, técnicos y administrativos. Quienes desarrollaron proyectos como satélites y reactores

El Gobierno nacional no sostendrá los proyectos firmados durante la gestión anterior con la empresa tecnológica estatal Invap por cerca de 1.000 millones de dólares, según reconoció el propio presidente Mauricio Macri el viernes durante una visita a la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche, sede de la compañía.

El jefe de Estado dijo que espera que la empresa encuentre clientes en el extranjero y deje de depender de los convenios que en su mayor porcentaje son con oficinas del país.

"Confío en la capacidad técnica del Invap, pero los contratos que tenía la Nación previstos con Invap eran de la época de la magia y la plata no está", reconoció el mandatario.

De acuerdo a información de la empresa, en el último ejercicio tuvo ventas por 3.261 millones de pesos. El 80% de estos contratos correspondieron al mercado local (el Estado en su mayoría) y el 20% a exportaciones.

Además tenía pautados acuerdos por 988 millones de dólares. El 48% estaban destinados al sector espacial y necesidades del Gobierno nacional. Más del 70% corresponderían a acuerdos de provisión de tecnología con el Estado nacional.

En Invap trabajan alrededor de 1.400 personas entre científicos, técnicos y administrativos. Quienes desarrollaron proyectos como satélites, reactores de investigación, equipos para medicina nuclear y antenas de vigilancia para Australia, Holanda, Bolivia, Brasil, entre otros países.

El 1 de agosto próximo partirá desde el aeropuerto de Bariloche su flamante satélite Saocom 1A que será llevado a la base militar Vandenber en California.

Los empleados cobran con demoras sus salarios. El anuncio lanzado por el Presidente impulsa nuevamente el temor a cesantías, dado que sostener la capacidad operativa sin los proyectos comprometidos se hace muy complejo.