Madrid Fashion Week - Colección primavera-verano 2019: Inuñez y su paleta pastel

En una pasarela repleta de jaulas y plantas, Isabel Inuñez ha recreado el zoo de Varsovia que dio refugio a más de 300 judíos durante la ocupación nazi. En la colección predominan las siluetas años 40 que se tiñen de colores pastel, entre los que abundan el rosa empolvado, el verde menta y el amarillo vainilla. 

La diseñadora admite que la elección cromática no es por seguir la tendencia, sino porque estas tonalidades "representan vitalidad y alegría" que contrasta con la crudeza del relato al incluir costuras a sangre, 'patchworks' y prendas que se anudan unas a otras. "No es sólo una historia triste, sino más bien de esperanza e ilusión. Lo reflejamos a través de vestidos de noche de seda y satén bordados con cristales y lentejuelas", cuenta Isabel.

Para el día propone jerséis fluidos de punto y monos de mecánicos en algodón y lino, dos tejidos nuevos en sus creaciones. Otros guiños a la historia se reflejan en los estampados que dibujan guepardos e imitan escamas de cocodrilo y piel de serpiente, diseñados propio de la firma en su taller. Los pendientes cadena que unen ambas orejas, collarines dorados diseñados en colaboración con Olga Prieto y las sandalias desflecadas que "aportan un punto de la limitación y decadencia propias del momento", completan los 'looks'.

Fotogalería de lo mejor del desfile