Moto GP. El día después de Austin

Marc Márquez habló de su triunfo en el GP de las Américas, que llegó en medio de polémicas por su manera de correr. 

"Tenía ganas de hablar en la pista"

Tras ganar el Gran Premio de las Américas de MotoGP por sexta vez consecutiva, el español Marc Márquez (Honda) afirmó que tenía "ganas de hablar en la pista" y lograr "un gran fin de semana", tras su sanción de tres posiciones en la parrilla por su incidente en la clasificación con su compatriota Maverick Viñales (Yamaha) y con lo ocurrido en Argentina aún caliente esta semana.

"Ha habido un momento en el que tenía 6-7 segundos y he decidido conservar, hemos hecho un gran fin de semana. Los 25 puntos son muy importantes, tenía ganas de hablar en pista, y lo hemos hecho bien, y a seguir en Europa", indicó.

Tras todo lo sucedido en Argentina hace dos semanas, donde chocó con varios pilotos y por último con un Valentino Rossi que abrió una caja de truenos contra el español, Márquez habló de lo que sentía y de su salida en Austin, la cual tuvo que ser desde cuarta posición por una sanción de Dirección de Carrera.

"Al final de recta ya estaba segunda. Sin dudas, fue una de mis mejores salidas porque con la adrenalina, la rabia me saca más y quería liderar y tirar desde el principio", aseguró.

"Quería una carrera tranquila, me sentía tan bien, con opciones, con ritmo, para abrir distancia", manifestó sobre la carrera, la cual dominó sin discusión y así consiguió su primer éxito del año. Con este resultado se puso segundo en el torneo a un punto del italiano Andrea Dovizioso (Ducati). "Sin hacer ruido, Dovi está líder y será un gran rival, como el año pasado. Siempre es bueno estar delante y tener un comodín, y estar a un punto del líder", afirmó.

Por otra parte el duelo con Valentino continua y en la previa en reunión de pilotos cuando Mark se disculpaba con Valentino, el italiano respondió: "¿Pero en qué quieres compararme contigo? Yo he tirado a cuatro (pilotos) en 20 años, tú a cinco en una carrera"

"La Honda va bien en todas partes" Rossi preocupado

Valentino Rossi recibió ayer dos duros golpes en Austin: La victoria incontestable de su 'archienemigo' Marc Márquez y quedarse fuera de un podio que antes de la carrera veía a su alcance.

"Ha sido un fin de semana muy positivo porque siempre he sido bastante rápido, pero en carrera me esperaba un poco más, esperaba poder luchar por el podio. He visto que Iannone era muy fuerte y algo más veloz que yo, no pude estar con él en ningún momento. Sabía que Márquez y Viñales eran más rápidos", resumió el italiano.

"El sábado estaba contento porque tenía un buen ritmo. Sentía que con la goma media estábamos un poco al límite, pero hoy dudamos, pero creo que hicimos la elección correcta porque nuestra moto habría sufrido más con la dura. Sufrí más con la de delante. Me esperaba tener un ritmo mejor porque tanto el viernes como el sábado al mediodía lo conseguía. Sufrí por la temperatura", añadió Valentino.

Respecto a la segunda posición lograda por su compañero Maverick Viñales, más eficaz con la misma elección de neumáticos, Rossi reconoció que "esperaba estar más cerca de Maverick. Hay que mirarlo porque teníamos unas motos un poco diferentes. Él era más rápido. Yo lo he intentado, pero él tenía alguna décima de más".

Rossi hizo una valoración de las tres carreras de Mundial que ha disputado hasta la fecha: Comenzó con un podio Catar (3º), no puntuó en Argentina (19º) por el toque con Márquez y ha sido 4º en Austin: "Lo que podemos decir es que el año pasado fuera de Europa hice tres podios, pero cuando llegamos a Europa sufrí un montón. Este año, en cambio, tengo ganas de verlo. En Europa cambia todo. Esperamos ir fuerte allí, porque esta temporada disfruto más con la moto", advirtió.

Si bien está bastante más satisfecho con las actuales prestaciones de la Yamaha que en 2017, Valentino admite su inquietud respecto a la superioridad de Márquez y las Honda: "Es preocupante. Las Honda están yendo muy fuertes. Van fuertes en todas partes, son competitivos en todas las condiciones. Por lo tanto, será duro luchar contra ellos. Pero nosotros tenemos que pensar en lo nuestro. Aquí hemos metido dos motos entre los cuatro primeros y en una pista que, en ningún modo, es una pista Yamaha".

"Me siento muy feliz, es una sensación increíble" Viñales en el podio

Maverick Viñales, en Austin

Viñales emocionado "He disfrutado mucho de la carrera aunque haya sufrido un poco con el neumático delantero. Quiero dedicar esta carrera a Nicky porque siempre está muy presente en todos nosotros, así que, simplemente, a disfrutar", explicó el piloto justo antes de subir al podio.

Para Viñales, este supone el primer podio de la temporada. "Se necesitaba el podio, un gran alivio para el equipo, estaba muy difícil hoy la pista y teníamos que ser inteligentes. Tenía muy presente el error del año pasado que me costó bastante caro durante todo el año", explicó en la zona de entrevistas después de la celebración.

Explicó también el piloto que está contento con sus las mejoras en su moto, que parecieron lastrarle en los primeros grandes premios de la temporada. "Está cambiando nuestra manera de enfocar el fin de semana. Ya se está viendo la victoria. Somos un poco más agresivos, el equipo se ha recuperado bien. Me sentía fuerte al final de carrera pero no tenía necesidad de correr más riesgos. Ahora a hacerlo bien en Jerez", comentó.

Respecto a la carrera, explicó también como lo vivió: "No tenía muy buenas sensaciones al principio. No me sentía bien con el calor y ese punto hay que mejorarlo. Tenemos margen de mejora y no hemos estado muy lejos de Marc. Si el grip es bueno en Jerez esta moto irá muy bien. Hemos mejorado los puntos débiles de la moto y eso ha sido muy interesante. Este circuito no es muy bueno para nosotros y hoy lo hemos salvado", finalizó.

"Me siento muy feliz, es una sensación increíble. Este es el resultado cuando la gente no se rinde porque siempre he creído en ello, he trabajado muy duro", explicó el italiano. "Estoy muy contento porque el trabajo ha sido muy bueno y esta es la recompensa. Gracias a todos los que han creído en mí en estos momentos tan duros. Hemos vuelto y creo que podremos luchar con los de adelante, y gracias mí mismo porque nunca me he rendido", comentó.