Moyano vuelve a la carga: bloquea plantas de gaseosas por tiempo indeterminado

28.08.2018

En el marco de una renovada embestida contra el Gobierno, los camioneros iniciaron medidas de fuerza y no descartan un paro general. . "Ojalá que el fin de año sea en paz, nadie quiere que el Gobierno termine antes", dijo Pablo Moyano.

Los Moyano pusieron primera. En medio de las tensiones internas de la CGT por la organización del plenario de secretarios generales del próximo miércoles en La Fraternidad, los camioneros lanzaron la primera gran protesta de la segunda parte del año, período que se anticipa con elevada conflictividad gremial.

Según informaron desde la Federación de Choferes, desde esta madrugada la rama de aguas y gaseosas comenzó un paro por tiempo indeterminado en todos los centros de distribución de Coca Cola. "La medida de fuerza se adopta por diferencias salariales y la falta de aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo 40/89", informaron desde el sindicato. Según pudo saber ámbito.com, esta falta de aplicación del Convenio dejará a 70 choferes fuera de la multinacional Femsa.

La medida comenzó en la Coca, pero los Moyano amenazan con extenderla a otras empresas del rubro. "Hasta el momento no se descarta un paro nacional de toda la actividad", advirtieron en un comunicado.

Los choferes de Moyano iniciaron este lunes a las 0 hora un paro por tiempo indeterminado en los centros de distribución de la empresa Femsa.

El bloqueo es el puntapié de la renovada embestida de los Moyano contra el Gobierno nacional, enfocada en rechazar el acuerdo con el FMI, frenar la aprobación del Presupuesto 2019 y la reforma laboral y repudiar en las calles la visita del G20 a la Argentina. En la presentación de la Multisectorial 21F en Atlanta ya se habían anunciado los próximos movimientos, con los 7 mandatos asumidos por las 875 organizaciones opositoras. Pero otro elemento de conflicto se sumó en los últimos días.

A 48 horas de la reunión de los jefes sindicales de la CGT en el Teatro Empire, los camioneros y sus aliados del Smata, UOM, bancarios, docentes, aeronáuticos, peajes y otras 55 entidades más, presionan al triunvirato, a los "Gordos", a los "independientes", al MASA y a demás integrantes del Consejo Directivo para lanzar otra huelga general en breve. Carlos Acuña dijo a Ámbito Financiero que podría ser a fines de septiembre.

Tras la megadevaluación iniciada el 23 de abril con el dólar a $ 20 hasta los $ 31 de fines de agosto, los salarios de los trabajadores perdieron casi 10% de poder adquisitivo. Peor aún, con esta suba del billete verde y el traslado a precios las paritarias que cerraron en 15% más cláusula de revisión o los que lograron el máximo de 25% -como Sichoca- quedaron pulverizadas. Hoy la inflación interanual supera el 32% y las proyecciones para todo 2018 rozan el 40%. Este es uno de los principales argumentos aglutinantes de todos los sectores cegetistas para lanzar otro paro nacional contra Cambiemos.