Murió Capitán, el perro que vivió junto a la tumba de su amo por más de 10 años

Hasta el último día de su vida se mantuvo firme en el cementerio de Villa Carlos Paz esperando a su dueño, quien había fallecido en 2006.

Para "Capitán" la amistad es cosa seria. Así lo demostró durante todos los años que pasó con Miguel, e incluso luego de su muerte, hace exactamente 12 años. El perro estuvo junto a los restos de su entrañable amo desde entonces y hoy la espera terminó: ya descansa al igual que su dueño.

La particular historia de "Capi" se dio a conocer en 2012 por el diario La Voz, haciéndose eco en los principales portales de noticias, también llamando la atención de un director francés y su equipo, quienes viajaron a Carlos Paz exclusivamente para conocer su impresionante historia.

Ahora ya es una leyenda. El animal, con sus 15 años a cuestas, estaba viejito y enfermo. Sufría de una insuficiencia renal y había perdido parte de la vista; pero nada le impedía permanecer en el cementerio municipal de Villa Carlos Paz, que era su hogar por elección.

El veterinario Christian Stempels informó que, debido a su condición, Capitán padecía vómitos y debía seguir una dieta estricta hace cuatro años. A pesar de que deseaba internarlo, afirma que desistió porque no quería alejarlo de su lugar, donde se sentía tranquilo y cómodo.


Después de que Miguel Guzmán falleció en el hospital de Carlos Paz, en marzo de 2006, el animal desapareció de su casa y la familia descubrió unos meses más tarde que el perro había seguido los rastros de su amo y se había instalado junto a su tumba para nunca más volver.

Su historia quedará en los corazones de todos los que lo conocieron. "Capitán recorre el cementerio conmigo todos los días. Pero cuando llega esa hora se va para el fondo, donde está la tumba de su amo. Este perro nos da una lección. Creo que los humanos tendríamos que apreciar más los recuerdos de los que se nos van. Los animales nos enseñan tanta fidelidad", había dicho Héctor Baccega, director del cementerio en una entrevista.