Nación sugiere a las provincias financiar obras con Participación Pública Privada

El ministro del Interior Rogelio Frigerio intensifica los contactos con los gobernadores

Con el debate por el Presupuesto 2019 como telón de fondo, desde la Casa Rosada buscarán rediscutir con los gobernadores el financiamiento de la obra pública. Si bien no se suspenderán los proyectos que están en ejecución, propondrán a las provincias que se sumen a la Ley Nacional de Participación Pública Privada (PPP) para concretar otros nuevos. Otra opción que está en carpeta es que el Poder Ejecutivo nacional costee un porcentaje de esas obras, siempre que los gobiernos provinciales se hagan cargo de la mayor parte del gasto.

En la seguidilla de encuentros que tuvo esta semana con gobernadores, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se esforzó por disipar las dudas de algunos de ellos por un eventual freno a la obra pública. Uno de los puntos que se encargó de aclarar el martes pasado a los mandatarios provinciales Gustavo Valdés, de Corrientes; y Juan Manzur, de Tucumán, fue que se mantienen en pie las obras financiadas a través de los organismos multilaterales de crédito. Ayer, aseguró lo mismo a Alberto Weretilneck, de Río Negro; Omar Gutiérrez, de Neuquén; Alicia Kirchner, de Santa Cruz; y Sergio Uñac, de San Juan, en las reuniones bilaterales que mantuvo en la Casa Rosada. Hoy será el turno de Domingo Peppo, de Chaco.

Como muestra de que no habrá cambios en ese sentido, Frigerio firmó un convenio con Gutiérrez y Weretilneck para que 12 municipios de la Región Metropolitana de la Confluencia (RMC) ejecuten obras en conjunto a través del programa de Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior (DAMI) con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El funcionario nacional también reiteró a todos los mandatarios provinciales que el plan de obra pública de este año, con una inversión de 185 mil millones de pesos, no está en discusión, a pesar del recorte de 30 mil millones de pesos que anunció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Lo que queda por discutir es qué sucederá con los proyectos nuevos. Para abordar ese debate, Frigerio se está poniendo al tanto de la situación financiera y fiscal de cada provincia. Según fuentes gubernamentales, "en el primer trimestre del año, los ingresos de las provincias aumentaron un 35%". Por esa razón, en Balcarce 50 consideran que hay que empezar a modificar los mecanismos de financiamiento de la obra pública.

Una de las alternativas que el gobierno de Mauricio Macri evalúa es que las obras se lleven adelante a través de los programas de Participación Público Privada (PPP). Hasta el momento, sólo una decena de distritos adhirieron a la ley. En la Casa Rosada apuestan a convencer a otras provincias de que es una importante herramienta para el desarrollo de proyectos de infraestructura.

Otra de las propuestas que analizan es que los gobiernos provinciales afronten con recursos propios las obras. En algunos de esos casos, la administración nacional podría financiar un porcentaje menor, dependiendo del tipo de proyecto.