Novedades motos 2018: las dos ruedas aceleran

El último Salón de la Moto de Milán volvió a demostrar que esta industria no entiende otra medicina que poner novedades encima de la mesa. 

Como es habitual las tendencias marcaron la pauta y éstas fluctuaron entre el segmento de las trail -cada vez más enfocadas a la carretera- las naked (sin carenado alguno) y las custom, éstas muy numerosas. Aunque no todo fueron primicias absolutas, también hubo optimizaciones de modelos actuales, caso de la eterna Suzuki SV 650.

Por la parte italiana, Aprilia desvelaba las pequeñas y eficaces RX (off road) y SX (supermotard) con idéntico chasis y variantes 50 y 125. O la nueva Shiver 900, su apuesta para dominar las naked medias.

Aprilia Shiver 900


Benelli presentaba cuatro modelos, destacando la atractiva Leoncino de 250 y 500 cc, o las espectaculares bicilíndricas S 420 y 725, la trail TRK 251 o el estilo clásico de la Imperiale 400.

Benelli Leoncino 500

Benelli Imperiale 400

Ducati ofrecía al público sus llamativas Panigale, Multiestrada y la última Monster 821.

Piaggio mostraba la actualización del MP3 de tres ruedas en versiones 350 y 500, la Vespa S, la Primavera 50 aniversario y la Elettrica que promete 100 kilómetros de autonomía tras cuatro horas de recarga.

Vespa Elettrica

Moto Guzzi tenía las V7 III, la V85 y las V9 Roamer.

Desde Alemania BMW se trajo hasta Milán las GS pequeñas de 750 y 850 cc, la voluminosa K 1600 América y el scooter C 400 X.

BMW C-400X

BMW 100 GTL Grand America

Mientras, la austriaca KTM exponía el prototipo dakariano desarrollado sobre la 790, la Adventure R, y la Freeride 250 F.

Rieju destacaba con los modelos Century, Strada y el original scooter Nuuk; Gas Gas lo hacía con la edición de la TXT GP basada en la moto del Mundial de Trial

Rieju Nuuk

Gas Gas TXT GP

Torrot sorprendía con el Velocípedo, scooter eléctrico de tres ruedas con tecnología 100% española que costará 6.000 euros.

Torror Velocipedo

Las norteamericanas Harley-Davidson e Indian acudieron con los modelos Softail y Sport Glide la primera; y las Scout FTR 1200 y Bobber la segunda.

Como casi siempre, las japonesas fueron las marcas más activas. Honda tocaba casi todos los segmentos destacando las actualizadas X-ADV, Integra y Africa Twin, la futurista Café Racer CB4 Interceptor, la impresionante Gold Wing o el curioso Concept Monkey 125, la Sports Cafe Neo y el scooter PCX Hybrid que ya se vieron en Tokio.

Honda cb4 interceptor concept

Honda CB 1000R

Honda Gold Wing 1800

Honda Monkey 125

También en Japón se había visto ya la Yamaha Niken, primera moto con doble rueda delantera. Aparte, la marca mostraba las mejoras en las MT-07 y 09 SP y la deportiva YZF-R1, o la nueva trail Super Teneré.

Yamaha Niken

Yamaha Super Teneré

Kawasaki se estrenaba en el segmento de las cafe racer con la preciosa Z 900 RS, aparte de mostrar las pequeñas Ninja 125 y 400, la Z 900 o la deportiva ZX10R-SE.

Kawasaki Z900RS Cafe

La renacida Norton velaba armas con la Commando California y una llamativa variante scrambler de 650 cc.

Royal Enfield desvelaba un nuevo propulsor para la Continental GT, con 650 cc y 45 caballos y Triumph brillaba con la Tiger 800 en variantes asfáltica y campera, aparte de la Bonneville Speedmaster.

Triumph Tiger

Triumph Tiger 800

En cuanto a los scooter, Kymco presentaba el C Series, prototipo de tres o dos ruedas con protección casi integral, los nuevos Xciting 400 S o el V85. SYM enseñaba el concept FNX y el nuevo y potente Maxsym TL1.

SYM Maxsym

Peugeot, por último, añadía los scooter de 50 cc con motor de cuatro tiempos y el eléctrico 2.0 E-Powered by Genze, con batería extraíble y autonomía de 45 kilómetros.