Nuevo Renault Mégane R.S. Trophy: más extremo y radical

El R.S Trophy desarrolla una potencia de 300 CV. Monta de serie el chasis Cup, con diferenciador mecánico Torsen.

El nuevo Renault Mégane R.S TROPHY es más deportivo y, según la compañía, ofrece mayor rendimiento; continuando con la saga de las versiones TROPHY que Renault ha lanzado desde su primer Mégane R.S en 2005.

El motor 1.8 turbo de inyección directa del nuevo Mégane R.S, fruto de las sinergias de la Alianza Renault-Nissan, logra alcanzar el listón simbólico de 300 caballos. El par también, y pasa a tener 20 Nm más. Dependiendo del tipo de cambio que se desee, consigue 420 Nm de potencia en caja EDC y se mantiene en 400 Nm con la caja manual.

Para lograr la máxima eficacia del turbocompresor, los ingenieros de la marca han recurrido a tecnología procedente de la Fórmula 1, montando un rodamiento de bolas de cerámica que contribuye a limitar los rozamientos. Otro de los factores mejorados en esta nueva versión ha sido la línea de escape, incorpora una válvula mecánica y permite actuar en la sonoridad.

Una de las novedades introducidas por Mégane R.S en el TROPHY, es la tecnología 4Control. Un sistema de cuatro ruedas directrices que actúa de distinta forma en función de la velocidad. Si es alta, las ruedas traseras girarán en sentido opuesto a las delanteras, en caso de reducir la aceleración, las ruedas delanteras y traseras giran en el mismo sentido.

El modelo monta de serie el chasis Cup, caracterizado por incluir un diferenciador mecánico Torsen, amortiguadores hidráulicos de compresión y barras estabilizadoras. Viene equipado con discos de frenos delanteros bimaterial aluminio/fundición, llantas de 19 pulgadas con neumáticos Bridgestone Potenza S001.

En cuanto a diseño, es todavía más deportivo, luce como señal de identidad el color Amarillo Sirius que la marca sigue atribuyendo desde que se lanzó del primer Mégane R.S TROPHY, en 2011. También están disponibles los colores que ofrece la paleta Mégane R.S.

De forma opcional, se puede equipar con asientos Recaro y están tapizados en tejido Alcantara que lo hace más resistente y dos veces más ligero que el cuero. La posición del asiento del conductor llega a ser 20mm más bajo para conseguir una sensación más deportiva.

El Mégane R.S TROPHY alcanza una velocidad máxima de 260 km/h, acelera de 0 a 100 en 5,7 segundos y consume 8,1 litros de media cada 100 kilómetros, dependiendo de la forma de conducción que se tenga.