Para la agencia tributaria Ronaldo continua en offiside

La agencia tributaria española mantiene la vía penal contra Cristiano por supuesto fraude y rechaza su oferta económica

El futbolista portugués no admite haber delinquido, pero aceptará la cantidad a pagar si el fisco renuncia a la vía penal

La Agencia Tributaria mantendrá la vía penal en el caso en el que la Justicia investiga al futbolista del Real Madrid Cristiano Ronaldo por un presunto fraude de 14,7 millones de euros cometido entre los años 2011 y 2014 en relación a sus derechos de imagen, según fuentes próximas a la investigación.

Se descarta así la opción de que Hacienda aceptara el cheque en blanco del portugués para que no pidiera cárcel

Las mismas fuentes han indicado a Europa Press que hace unos meses hubo una reunión "muy insatisfactoria" en la que el '7' ofreció "una cantidad insignificante" que rondaría los "cuatro o cinco" millones de euros frente a los quince que se le reclaman. La Agencia Tributaria habría rechazado su oferta económica, según han precisado

Esta tarde, Cristiano publicó un contundente mensaje en Instagram donde salía al paso de esta información. "¡No intenten estropear el bonito momento que estoy viviendo con noticias falsas! La vida es buena. Agradecido", revelaba el astro de Madeira, autor el domingo de cuatro goles ante el Girona en el Bernabéu.

Y es que, según este diario, Cristiano trasladó una oferta a la Agencia Tributaria para cerrar su caso con un acuerdo económico. El delantero del Real Madrid se comprometía a pagar la cantidad que Hacienda considere oportuna en relación con la tributación de sus derechos de imagen siempre y cuando, eso sí, abandonase la vía penal y retirase su petición de prisión para él.


Voluntad de pagar

El portugués adoptó la decisión de poner en marcha una negociación con Hacienda para intentar cerrar una causa en la que la Fiscalía le atribuye un fraude de 14,7 millones de euros, la comisión de cuatro delitos fiscales y en la que Hacienda ha llegado a verbalizar en las declaraciones de sus funcionarias que el jugador debería estar en estos momentos en la cárcel. Según pudo saber a través de fuentes próximas a las conversaciones, que han tenido lugar durante las últimas semanas, Ronaldo y sus asesores consideran que siempre tuvo voluntad de pagar, como demuestra la regularización voluntaria de 2014. Y que, por lo tanto, este asunto no debería sustanciarse en un juzgado de instrucción sino que debería abordarse como una mera cuestión de «interpretación de la norma» por la vía administrativa.