Pese al blanqueo, crecen los fondos argentinos en el exterior

Si bien se blanquearon US$116.800 millones, los argentinos aún desconfían de la economía y en 2017 creció el stock de activos en el exterior del sector privado. 

Con el objetivo de ingresar dólares a la economía, el Congreso de la Nación aprobó en 2016 la Ley de Sinceramiento Fiscal y Reparación Histórica a los Jubilados, la cual brindaba la posibilidad de blanquear dólares no declarados en el exterior sin la necesidad de informar el origen de esos fondos. Si bien se blanquearon US$116.800 millones, los argentinos aún desconfían de la economía y en 2017 creció el stock de activos en el exterior del sector privado.

Pese a que el Gobierno habilitó a ingresar a la economía formal todos aquellos bienes no declarados, dentro y fuera del país, sin la obligación de informar su origen a la AFIP, el dinero argentino sigue su fuga hacia el exterior.

Lorenzo Sigaut Gravina

Según explicó el economista de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, al diario Clarín, el año pasado creció la cantidad de activos del sector privado fuera del país "en US$ 27.920 millones, producto de las ganancias, intereses, valuaciones de activos externos pre-existentes, pero principalmente por el continuo drenaje de ahorros y utilidades logradas en el país hacia el exterior".

El aumento del stock se debió, explicó el economista, "al incremento de activos financieros por US$ 13.830 millones y el alza de monedas y depósitos por US$ 13.340 millones". Estos datos se completan con los del Banco Central, que demostraron que el año pasado la salida de dólares por la "formación neta de activos externos de libre disponibilidad" fue de US$ 22.148 millones.

Con esta fuga de dólares y un mundo proteccionista, el Gobierno tomó el camino de la deuda para tapar el agujero. De este modo, la deuda pública y privada externa en divisas es de US$ 232.952 millones, unos US$ 51.782 millones más que la contraída hasta el final del 2016. El 61% de esa deuda le corresponde al Gobierno, el 8% al Banco Central y el 31% a los privados.