Positivo: Por autos, motos y construcción, suben 60% los créditos personales. Riesgo: las familias llegan a 2,5 sueldos de deudas

También aumenta 28% la financiación con tarjetas, aunque en menos cuotas.

La ecuación salarios viejos precios nuevos cierra a principios de año con una recuperación del nivel de deuda de las familias, después de la caída de 2016. Los préstamos personales se dispararon un 55% interanual hasta marzo y las compras con tarjetas de crédito (+28% interanual) también crecen por arriba de la inflación, aunque con menos cuotas que en otros años.

Bienes durables como motos o autos pequeños, construcción y refacciones del hogar, mejoras, ampliaciones, artículos electrónicos y electrodomésticos dominan las razones del financiamiento para los sectores medios y bajos. En los medios-altos, se agregan los viajes, de la mano de la compra de pasajes en cuotas, incluso para destinos en Asia y, de cara al Mundial, más demanda para Rusia.

El nivel de endeudamiento de las familias argentinas, de todas formas, se mantiene por debajo de los promedios regionales. Según el informe de estabilidad financiera del FMI, los hogares de Chile son los más endeudados, con un 42% en relación al PBI. En Brasil llega al 27%, en Uruguay es del 10%, en Paraguay del 7% y en la Argentina, del 4%.

En el primer bimestre el consumo general creció 35%, sin la inflación 10% real. "El consumo con tarjeta está creciendo", explicó Gerardo Fraire, responsable de Relaciones Institucionales de Tarjeta Naranja. La empresa, con 5 millones de clientes, trabaja sobre el segmento de ingresos bajos y medios. "Los préstamos personales fueron un boom en el primer bimestre. Están un 60% arriba por vacaciones y compras de bienes durables y materiales de construcción", agregó Fraire. El último rubro creció 31% en febrero.

El caso está en línea con lo que marca el mercado. Según los datos que mostró el Banco Central para la primera parte del año, en marzo los préstamos personales alcanzaron los $ 385.590 millones para el total acumulado, una suba interanual del 54,27%, contra los $ 249.942 millones del período anterior.

"El endeudamiento hoy está en 2,5 sueldos mensuales, lo que marca una recuperación tras la caída de 2016", explicó Guillermo Barbero, socio de First Capital Group. Es un nivel que fluctúa, pero está alrededor de los dos sueldos desde 2013. En 2016 bajó a 1,99.

Este cálculo no incluye los préstamos hipotecarios porque todavía es insignificante frente al total de las familias, pese a que crecieron 147% interanual. En la torta, representan el 18% de la deuda a octubre de 2017. Era el 12% en 2016 y antes, del 10%.

"Si bien el promedio es 2,5 ingresos, hay que considerar que la mitad de la gente tiene crédito y la otra mitad no", agregó Barbero. "Hay gente que no accede al crédito porque no está calificada o porque no tiene intención de endeudarse", indicó.

El cálculo incluye, sin embargo, las financieras que otorgan préstamos "a sola firma" y la tarjeta Argenta, que tuvo un crecimiento extraordinario apalancado en las elecciones el año pasado.

Las paritarias por debajo de la inflación pueden impulsar la demanda del crédito para mantener el nivel de consumo y eso puede generar una mayor tendencia al endeudamiento.

Con la llegada de las primeras cuotas, los nuevos sueldos habilitan a pedir una ampliación del crédito. "Sucede mucho que hay gente que está en un cierto nivel de endeudamiento y mantiene la administración y el consumo, mantiene la deuda", agregó el especialista de First.

La deuda es de más corto plazo: vence en pocas cuotas a futuro y eso funciona como límite para el endeudamiento.

Cuotas 

En otros países hay cuotas de 12 mínimos para consumo, mientras que hoy en la Argentina dominan las tres y seis cuotas. En el caso de los personales, "hoy la oferta está pero el banco trata de ofrecer un monto más grande en 48 cuotas pero la gente está más insegura con relación al empleo y hay una retracción para endeudarse a más plazo", detalló Barbero.

El Gobierno apunta a mercados alternativos de crédito con el impulso del sector fintech. En ese marco, "hay un apetito muy grande por conseguir dinero inmediato, de forma electrónica, sin caminar ni esperar a que te atiendan", explica el presidente de la Cámara Fintech y cofundador de Moni, Alejandro Estrada.

Esta firma otorga créditos promedio de $ 7 mil, y los clientes los gestionan seis veces al año en promedio. Ahora salen al mercado para conseguir financiamiento pero también abren la puerta a que otras empresas, como comercios, puedan financiarse a través del mercado digital, lo que amplía las posibilidades de financiar el 35% en negro.

La morosidad de mercado, en tanto, es baja. "Hay cierta estabilidad y compromiso para pagar la deuda", sostiene Fraire. La cobranza a noventa días en febrero tiene una mora promedio del 1%.

El Nación encarece hipotecarios y va por los microcréditos

El presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, reconoció que "los préstamos hipotecarios crecen a niveles récord" en el cierre del Congreso Econónomico Argentino, a la vez que la entidad prepara un aumento de tasas para mayo, según consignó La Nación.

Con la demanda más amesetada después del salto de dólar, los hipotecarios representan el 18% del crédito, una participación baja pese al crecimiento del sector.

González Fraga anticipó que la prioridad del Banco Nación serán los microcréditos para emprendedores: "No lo digo por solidaridad sino como economista. Si queremos bajar el empleo público primero hay que crear un millón de puestos privados y las empresas grandes dudo que lo hagan", señaló en el Congreso.

Los microcréditos son la principal forma de financiamiento para las mujeres, según la CAF, el Banco de Desarrollo de América Latina. En la región solo el 49% de las mujeres tienen una cuenta bancaria y el 10% dispone de acceso al crédito. Ante ese panorama, las instituciones de "microfinanzas" representan el 61,9% del financiamiento para las mujeres junto con el crowdfunding y los créditos solidarios.