Proyecto de legalización del aborto logró dictamen de mayoría en Diputados

A menos de 24 horas de una sesión histórica, el plenario conjunto de comisiones de la Cámara de Diputados emitió este martes dictamen de mayoría para el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que logró 64 firmas; mientras que el dictamen de minoría por el rechazo a la iniciativa cosechó 57 rúbricas. Esto posibilitará que este miércoles, el proyecto que busca legalizar el aborto sea tratado en primer lugar. 

El dictamen de mayoría cosechó 64 firmas. 

Se espera que la sesión, que comenzará a las 11, dure como mínimo 20 horas, por lo que la votación está prevista para la mañana del jueves. Por el momento, los votos están en un virtual empate, con una muy leve diferencia en contra de la iniciativa. Aún restan poco más de una quincena de indecisos que podrían terminar de definir el resultado.

"Estamos a punto de dar el siguiente paso para tratar este miércoles por primera vez en un día histórico la despenalización del aborto en el Congreso", arrancó la reunión el titular de la comisión de Legislación General, cabecera del debate, el diputado de Cambiemos, Daniel Lipovetzky.

Al abrir el debate, la legisladora de la UCR Brenda Austin explicó los detalles de las últimas modificaciones incorporadas al dictamen de mayoría para permitir la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14, referidos a la confiabilidad del registro de los objetores de conciencia y las penas a los profesionales de la salud por mala praxis.

Dictamen de mayoría:

"Llegó el día. El dictamen es producto de un proceso de diálogo donde se escucharon los aportes de cada uno de los expositores y diputados tanto a favor y en contra. Este proyecto posible tiene que ver con dar un paso necesario", sostuvo.

A su turno, los diputados de Cambiemos Karina Molina, Lucas Incicco y Gisela Scaglia leyeron en voz alta el dictamen por la minoría en rechazo al proyecto de legalización del aborto. "No por ser un tema polémico debe ocultarse", dice el texto.

Tras cuestionar las cifras de abortos dadas por los especialistas, expresa "si se busca la disminución de la mortalidad materna, no es a través de la legalización del aborto que se logrará: se requiere buscar las causas y abordarlas con propuestas serias mediante un acompañamiento integral de la mujer y su hijo por nacer, a fin de garantizarle a ambos el máximo respeto por su dignidad".

Dictamen de minoría:

La diputada del Frente Renovador Vanesa Massetani indicó que "el derecho a la vida está consagrado en la Constitución" y que por lo tanto se requería una reforma de la Carta magna para sancionar al proyecto de ley en debate. Además, dijo en referencia a los diputados que impulsan la iniciativa: "Se nos tildó de antiderechos, ellos son antidemocráticos".

Su compañera de bancada, Cecilia Moreau, recogió el guante. "Nosotros no obligamos a ninguna mujer a abortar. De ninguna manera voy a permitir que se nos trate de asesinos. Muchos de nosotros nacimos en democracia, pero otros dieron la vida para defender la democracia", sentenció.

En tanto, el diputado de la Democracia Cristina, Juan Brügge, anunció que pedirá la nulidad del tratamiento este miércoles en el recinto porque el proyecto de ley "va en contradicción" con tres tratados internacionales a los que Argentina adhirió.

"Creemos que la paridad que está planteada para el recinto puede ser superada por la movilización popular histórica que vamos a tener el día de mañana", dijo la diputada del PO Romina del Plá.

Carmen Polledo y Daniel Lipovetzky. Foto Ignacio Petunchi.

En cuanto a las declaraciones de Brügge, sobre la nulidad, aseguró: "Son chicanas, al igual que decir que esta ley sería inconstitucional o que no se había evaluado el presupuesto. No se han detenido a reflexionar lo que le cuesta al Estado las 80 mil internaciones anuales que hay por las consecuencias del aborto clandestino".

Por último, en diálogo con este medio, la diputada Victoria Donda contó que las expectativas en la sesión de este miércoles estarán puestas en consolidar el número logrado en el dictamen de mayoría. "Siempre es más difícil legitimar nuevas medidas que legalizarlas. El movimiento de mujeres y la reacción de las jóvenes ha demostrado en este caso, que está legitimado", concluyó.