Putin y Xi Jinping refuerzan su alianza ante el “unilateralismo” de Estados Unidos

12.09.2018

Ambos mandatarios lanzan un mensaje a Trump criticando su política de aranceles

Putin y Xi Jinping en el Foro Económico Oriental de Vladivostok - EFE

En el marco del Foro Económico Oriental de Vladivostok y en medio de unas descomunales maniobras militares que abarcan toda la zona y en las que participan tropas rusas, chinas y mongolas, los presidentes de Rusia y China, Vladímir Putin y Xi Jinping, han querido dar imagen de unidad ante el «unilateralismo» y «proteccionismo» de EE.UU.

Xi dijo durante su intervención en un seminario sobre cooperación interregional con Putin a su lado que "en un contexto geopolítico cada vez más impredecible, cambiante e inestable la interacción de China y Rusia (...) es ahora más importante todavía si cabe para el mundo".

Según sus palabras, "observamos comportamientos unilaterales y acciones económicas hostiles", en clara referencia a la política de Washington aunque sin mencionarlo directamente. Pero, a su juicio, Rusia y China "hemos entrado en una nueva fase de cooperación y juntos podremos neutralizar los retos y riesgos a los que nos enfrentamos".

Efecto de los aranceles

El líder chino subrayó que en los últimos tres meses se ha reunido tres veces con su homólogo ruso, las dos veces anteriores en el encuentro del BRICS en Ciudad del Cabo, en julio, y en la localidad portuaria de Qingdao (este de China) durante la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái, en junio. "Tendremos otras reuniones en lo que queda de año para reforzar más nuestros contactos", aseguró Xi, entre ellas en la cumbre del G-20 en Argentina, entre los días 30 de noviembre y 1 de diciembre próximos.

Putin, por su parte, se refirió al efecto negativo de los aranceles impuestos por EE.UU. para el conjunto de la economía mundial y puso una vez más sobre la mesa la necesidad de que Rusia y China renuncien al dólar y utilicen sus respectivas monedas nacionales, el rublo y el yuan, en su comercio bilateral. Según su opinión, "el uso más activo de nuestras monedas hará más estables las operaciones bancarias en las exportaciones e importaciones ante los riesgos a los que se enfrentan los mercados mundiales".

Los dos mandatarios hablaron también de las tensiones en la península coreana y el jefe del Kremlin afirmó que su país "apoya los pasos dados por las dos Coreas para restablecer las relaciones. Esperamos que la próxima cumbre intercoreana en Pyonyang sea un éxito"

El presidente ruso hubiese querido que su homólogo norcoreano, Kim Jong-un hubiera asistido al actual foro económico de Vladivostok y con ese propósito envío a Pionyang a la presidente del Senado ruso, Valentina Matviyenko, que acaba de finalizar esa visita. Pero Matviyenko sólo ha logrado del dirigente norcoreano el compromiso de entrevistarse con Putin en Rusia en fecha aún sin determinar. Rusia y China apoyan a Corea del Norte y colaboran impulsando una hoja de ruta para lograr un acuerdo en la península que aleje la posibilidad de un conflicto bélico. Pero en este terreno Trump parece haber tomado la delantera después de la cumbre que mantuvo con Kim en Singapur.

Cooperación ventajosa

En suma, el presidente chino mostró ayer su satisfacción con el actual nivel de cooperación con Rusia en lo económico y en lo político. "Junto con nuestros colegas rusos, intensificaremos la cooperación mutuamente ventajosa en el terreno internacional e intensificaremos la coordinación en plataformas internacionales como la ONU, la Organización de Cooperación de Shanghái y el BRICS. Junto con la comunidad internacional promoveremos un arreglo político de cuestiones urgentes, zonas de conflicto, defenderemos los objetivos y principios de la Carta de la ONU, nos opondremos a la política de acciones unilaterales y al proteccionismo comercial", manifestó Xi.