Rogelio Frigerio adelantó la convocatoria de una “mesa de trabajo” con la oposición

Será para intentar acordar el presupuesto 2019 "que debe reflejar el compromiso que tenemos de ir hacia el equilibrio de las cuentas públicas"

Apenas despejado, aunque sea momentáneamente, el apremio financiero, el Gobierno retoma las gestiones para lograr un acuerdo con los gobernadores en torno al Presupuesto 2019. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien encabeza las negociaciones por parte del Ejecutivo, aseguró que existe "una buena relación entre la Nación y las provincias" y que el Poder Ejecutivo propondrá "la creación de una mesa de trabajo con los sectores de la oposición, que tendrá objetivos ambiciosos".

"Planteamos la necesidad de generar una mesa de trabajo con toda la oposición con objetivos ambiciosos. En eso está incluido el Presupuesto, que debe reflejar el compromiso que tenemos de ir hacia el equilibrio de las cuentas públicas", señaló Frigerio en declaraciones radiales. En esa línea, el funcionario aseguró que el Gobierno mantiene "un diálogo permanente" con las administraciones provinciales.

"Tenemos diálogo permanente con los gobernadores. Hay conciencia de la situación que atraviesa la Argentina. En comparación con años anteriores, vemos cuentas más ordenadas y provincias con mayor previsibilidad", describió.

En la tarea de acercamiento con las provincias tendrán un papel prioritario los nuevos flamantes ministros del Ejecutivo. Javier Iguacel (Energía) tejió buenos lazos con los mandatarios provinciales durante su gestión al frente de Vialidad Nacional. En tanto, Dante Sica (Producción) fue funcionario durante la gestión de Eduardo Duhalde y mantiene históricos vínculos con el peronismo.

Frigerio ponderó además la importancia de que Argentina haya vuelto a ser considerado país emergente por las consultoras financieras internacionales.

"Cambiemos es un gobierno de minoría y necesita el acompañamiento de la oposición. Cuando se observa en perspectiva histórica, en dos años y medio hemos sacado muchas leyes, no menores, que han transformado a Argentina", apuntó.

Respecto del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el funcionario nacional consideró que "ya no se puede vivir de prestado" y que la ayuda del organismo representa una oportunidad para el país.

"Fuimos al FMI con nuestro programa, y a partir de las reformas estructurales que ya habíamos hecho. No caben dudas de que Argentina va a cumplir con lo que se comprometió a hacer", puntualizó.