Se apagó la estrella del mejor basquetbolista argentino de todos los tiempos: se retiró Ginobili

28.08.2018

Emanuel Ginóbili, el mejor basquetbolista de la historia de Argentina, anunció su retiro de la actividad de manera oficial. 

Manu Ginóbili ha confirmado lo que se venía rumoreando en las últimas semanas. Tras 23 temporadas como profesional y 16 en la NBA el argentino, de 41 años, ha anunciado su retirada del baloncesto profesional a través de un mensaje en las redes sociales.

El propio Ginóbili confirmaba su adiós con el siguiente mensaje en el que agradecía todo el apoyo recibido durante su carrera: "Con una gran mezcla de emociones les cuento que decidí retirarme del básquet. ENORME GRATITUD para mi familia, amigos, compañeros, DTs, staff, aficionados y todos los que fueron parte de mi vida en estos 23 años. Fue un viaje fabuloso que superó cualquier tipo de sueño. GRACIAS!".

El escolta de Bahía Blanca estaba dándole vueltas a su adiós tras su última temporada. En San Antonio esperaban poder contar con el argentino una temporada más para seguir demostrando su clase en las canchas. Sin embargo, al final ha pesado más la edad y la exigencia física que han terminado con su retiro.

El mejor jugador argentino de la historia pone fin a una carrera repleta de éxitos tras 23 años como profesional. Ginóbili pone punto y final a su carrera con cuatro anillos de la NBA, una Euroliga, una plata mundial, un oro y un bronce olímpico.

Además, en el terreno individual el escolta ha sido dos veces all star, mejor Sexto Hombre de la NBA, MVP de la Final de la Euroliga y dos veces MVP de la liga italiana. Ginóbili ha esperado para reunirse con su 'padre deportivo' Gregg Popovich y tras una larga conversación, con el único entrenador que ha conocido en la NBA, le anunció su intención de colgar las botas de forma definitiva. Con la retirada del argentino se pone punto y final a un equipo de leyenda como fueron los Spurs de las últimas dos décadas. Un equipo que con Ginóbili, Duncan y Tony Parker en la cancha y con Pops en el banquillo conquistó cuatro anillos y, sobre todo, plasmó un estilo de juego que ha creado escuela en la NBA.

La inolvidable reflexión de Ginobili: "Primero hay que jugar bien, después poner huevos"

Manu Ginobili no solo se lucía dentro de la cancha, también lo hacía mediante reflexiones tanto en caliente como en frío. Recordamos este inolvidable pensamiento que descargó luego del partido que Argentina perdió frente Lituania, en los Juegos Olímpicos de Río 2016, que obligaba a la selección a vencer a Brasil y jugar luego contra Estados Unidos. Aquel día, Manu dejó de manifiesto una realidad cada vez más marcada tanto en el básquet como en todos los deportes, la cual tiene que ver con que para ganar no alcanza solo con poner huevos, primero hay que jugar bien.