Se realizó un nuevo "Panazo" en el Congreso

Más de cinco mil kilos de pan fueron regalados en protesta por el aumento indiscriminado de harinas.

Las ventas en las panaderías cayeron un 40% en marzo

El centro de Industriales Panaderos del Oeste y otras organizaciones afines de todo el país se reunieron frente al Congreso de la Nación, para repartir más de 5000 kilos de pan de forma gratuita a los transeúntes, para protestar por el aumento indiscriminado de las harinas e insumos de producción.

La protesta, conocida como el "Panazo", tuvo así su segunda edición a poco menos de dos meses, cuando el 24 de abril se manifestaron en ese lugar por los mismo problemas que sufre el sector.

Rodolfo Silva, representante de los panaderos del Oeste detalló parte de la actualidad que golpea a los comercios: "El cliente se lleva cada vez menos cantidad y eso va a llevar a tener que quitar mano de obra de la panadería".

El aumento en los precios de la bolsa de harina más la suba en las tarifas de luz, gas y agua, generaron que varios locales comiencen a despedir a parte del personal y, a la vez, se incremente el valor por kilo.

"Le pedimos al Gobierno que tenga sensibilidad, porque el problema está en todo el país. Las panaderías somos un motor muy importante", reclamó.

De acuerdo a Silva, "hubo un 50% de caída en las ventas. El sector está en crisis".

La bolsa de 50 kilos de harina costaba 250 pesos a fines de febrero y en la actualidad los molinos la comercializan a 720 pesos, por lo que se acumuló una suba del 188% mientras que el kilo de pan aumentó como máximo un 20%, dependiendo de la zona.

En la Capital Federal y gran parte del conurbano bonaerense el precio del pan se encuentra en los 60 pesos promedio, aunque hay panaderías del segundo y tercer cordón del Gran Buenos Aires aún lo sostienen entre 44 y 50 pesos.