Senado aprobó por unanimidad la denominada “Ley Justina” y pasará a Diputados

31.05.2018

El Senado aprobó por unanimidad la llamada "Ley Justina" para establecer que todos los ciudadanos mayores de edad sean donantes a menos que manifiesten su voluntad de no serlo.

La norma, en homenaje a la niña de 12 años que falleció el año pasado por no recibir un trasplante de corazón a tiempo, recibió 68 votos a favor, 0 votos en contra y 0 abstenciones en la sesión de esta tarde, por lo que pasará a la Cámara de Diputados para su sanción definitiva.

El proyecto, impulsado por los padres de Justina Lo Cane y presentado por el senador Juan Carlos Marino, modifica la actual ley 24.193 de trasplante de órganos, de manera que toda persona mayor de 18 años será considerada como donante.

Para no ser donante, habrá que manifestar voluntad en contrario, lo que implica que tampoco serán los familiares de alguien fallecido los encargados de autorizar la donación.

"Podrá realizarse la ablación de órganos y/o tejidos a toda persona capaz mayor de 18 años que no haya dejado constancia expresa de oposición a que después de su muerte se realice la extracción de los mismos", señala el proyecto.

La iniciativa también impondrá la obligación a los profesionales médicos de notificar al INCUCAI los tratamientos de diálisis que le realicen a un paciente, o cuando le indiquen la realización de un trasplante.

También establece que para asegurar la calidad de todo lo relativo a donación y trasplante, se deberá destinar como mínimo un 20% de los recursos del Fondo Solidario de Trasplantes a capacitación.

El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Mario Fiad, afirmó que con esta iniciativa se intenta "dar respuestas a las más de 11 mil personas que están esperando un trasplante en Argentina y sobre todo generar una conciencia universal solidaria en la que todos decidamos libremente registrar nuestra voluntad de donantes".

"Gracias a Justina se van a salvar más vidas"

Los padres de Justina Lo Cane, la niña de 12 años que falleció a la espera de un corazón y en vida les pidió a sus padres que ayudaran a todos los que pudieran, celebraron que la llamada "Ley Justina" obtuviera media sanción tras ser aprobada en el Senado.

"Se cumplió el deseo de nuestra hija, que tenía un corazón inmenso, porque cuando ella se enteró de que tenía que ser trasplantada, le pidió a su papá por todos", indicó Paola Stello en declaraciones a los medios.

"Hoy ver (su pedido) reflejado en una ley es haber materializado lo que ella tanto quería y refleja lo que era mi hija", agregó la madre de la niña y destacó que están "cumpliendo ese deseo enorme para todos los que vendrán".

"Puertas adentro sentimos mucho dolor porque esto es muy triste, pero estamos acá por Justina y por todos. Nuestra hija nos ilumina, y seguimos por ella", dijo la mujer emocionada.

Por su parte, Ezequiel Lo Cane, padre de la niña agradeció a los senadores, además del presidente del Incucai Alberto Maceira.

"Es una emoción inmensa pensar que a través del legado que nos dejó Justina se van a salvar más vidas", concluyó su padre.