“Si no hay una desinflación pronunciada desde mayo subiré la tasa”, dijo Sturzanegger

En la presentación del Informe de Política Monetaria de abril, el titular del BCRA reconoció que "la inflación del trimestre no fue la que queríamos" pero ratificó la meta del 15% para 2018

El presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, aseguró ayer que "tendremos una desinflación pronunciada a partir de mayo" pero que, si así no se diera, "hará lo que hay que hacer, que es subir la tasa de interés" para alcanzar la meta de 15% de aumento de precios para todo 2018.

"La inflación del trimestre no fue la que queríamos. Entendemos que hubo shocks bastante importantes, como por ejemplo que el gobierno haya concentrado los aumentos de precios regulados en estos cuatro meses. Pero eso allana el camino y nos hace ser optimistas de acá en adelante", dijo Sturzenneger durante la presentación del Informe de Política Monetaria (IPOM) de abril.

El titular del BCRA afirmó que, debido a que se concentraron estos aumentos de tarifas en el primer cuatrimestre, a lo que se sumaron otras variables como salarios, tipo de cambio y política monetaria, "la inflación tiene que bajar mucho desde mayo". Sturzenegger dijo que las próximas semanas serán clave para verificar si se está cumpliendo la estimación de un importante proceso de reducción de inflación a partir de mayo.

"Si el sendero de la inflación no convalida esta estimación, vamos a utilizar todos los instrumentos de política monetaria que sean necesarios, que es subir la tasa de interés", aseveró.

De cara a esta posibilidad, el funcionario negó que la suba de la tasa de interés genere una caída en la inversión y en la actividad económica, y señaló que al cierre de 2017 "el nivel de inversión en maquinaria durable, excluida la construcción, fue la mayor en los últimos 23 años" y que en ese período el crédito "aumentó 2,5 puntos del PIB", con lo que se ubicó en su nivel más alto desde la salida de la convertibilidad.