Sin vuelta a las aulas: en Ciudad y Provincia de Buenos Aires comienza este lunes un paro docente de 48 horas

Se postergó el reinicio de clases por la medida lanzada por CTERA y la ratificación de la huelga que hizo Suteba, a pesar que el Gobierno bonaerense dictó la conciliación obligatoria.

El reinicio de las clases tras las vacaciones de invierno quedó postergado este lunes en la Ciudad, la Provincia y otros cuatro distritos del país por un paro de 48 horas lanzado por la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) y la ratificación de la huelga lanzada por SUTEBA, pese a que el Gobierno bonaerense dictó la conciliación obligatoria.

CTERA llamó el sábado a una jornada nacional de protesta para este lunes y martes con movilizaciones y paro en varios distritos, incluida la provincia de Buenos Aires. A las pocas horas, el sindicato provincial SUTEBA, liderado por Roberto Baradel, anunció su adhesión a la medida.

"El SUTEBA resolvió adherir a la Jornada Nacional de Protesta de 48 horas convocada por CTERA para los días 30 y 31 de julio, con la realización de paro y movilización", indicó el gremio docente. El sindicato liderado por Baradel buscaría evitar una sanción por incumplimiento de la conciliación obligatoria, como le ocurrió al sindicato de Camioneros, al que se le aplicó una multa de 800 millones de pesos.

"Los docentes no estamos dispuestos a resignar conquistas conseguidas con la lucha del conjunto de la comunidad educativa a lo largo de los últimos años", dijo el Consejo Ejecutivo Provincial del SUTEBA en un comunicado firmado también por la CTERA y la CTA.

Los otros sindicatos docentes bonaerenses -FEB, UDOCBA, AMET y SADOP-, no adherirán a la medida de fuerza. Esos gremios habían determinado un paro docente de 72 horas en el territorio bonaerense y el gobierno reaccionó con el dictado de la conciliación obligatoria.

Según confirmaron el gremio bonaerense dirigido por Roberto Baradel, se sumará a la medida de alcance nacional, mientras que el resto de las entidades -FEB, UDOCBA, AMET y SADOP- acatarán la conciliación obligatoria dictada a nivel provincial, aunque algunas darán libertad de acción a sus afiliados.

Esos gremios habían determinado un paro docente de 72 horas en el territorio bonaerense y el gobierno local reaccionó con la conciliación obligatoria, para garantizar el inicio de clases.

"Como parte de CTERA, en Suteba vamos a adherir a la jornada de protesta nacional con paro de 48hs y movilización por la paritaria nacional, en defensa del incentivo docente y la ley de financiamiento", explicó a este medio Pedro Ponce, secretario de Formación Política de Suteba Lomas de Zamora.

"Tenemos bastantes motivos para ir al paro. Los salarios han quedado por debajo de la inflación prevista y estamos denunciando los cambios curriculares en la Educación Técnica. Ellos están pensando un futuro sin científicos, sin técnicos y sin soberanía educativa", indicó el gremialista bonaerense.

Además, denunció la estrategia del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires de adelantar el pago de los haberes de julio, de pagar el adelanto a futuros aumentos y convocar a la conciliación obligatoria con el fin de dividir el frente gremial docente. "Tenían el claro objetivo de que nosotros incumplamos la conciliación obligatoria, porque saben que Suteba es el único gremio -en el marco de la CTERA- que puede resistir estos proyectos coloniales que hay para la educación y el país", remató.

La medida de CTERA también incluye a otros estados en conflicto: las provincias de Chaco, Tierra del Fuego, Santa Cruz y Capital Federal.

El gremio indicó también que se realizarán clases públicas para pedir la "resolución de los conflictos en las provincias" y la "urgente convocatoria a la paritaria nacional docente".

"Rechazamos el acuerdo con el FMI, que impulsará la pérdida de derechos como el Fondo de Incentivo Nacional Docente y el ataque a nuestros derechos previsionales", subrayó CTERA.

Además, el sindicato declaró "el estado de alerta y movilización", mientras anticipó que "convocará a su Congreso para decidir la continuidad de las medidas a seguir ante los ajustes a la educación pública". "Los docentes no estamos dispuestos a resignar conquistas conseguidas con la lucha del conjunto de la comunidad educativa a lo largo de los últimos años", aseguró.