Supermartes: El mercado le pide a Caputo tasas del 43,5% para renovar LEBAC

18.06.2018

Analistas anticipan una licitación "complicada"

El nuevo presidente del Banco Central, Luis Caputo, enfrentará mañana su primera licitación de Lebacs con el menor vencimiento desde febrero, tras las fuertes recompras que fue realizando la anterior gestión de Federico Sturzenegger en las últimas semanas, y un mercado que pide una tasa del 43,5% anual para renovar sus letras de corto plazo.

Para tratar de absorber los pesos que se espera queden afuera de la subasta de mañana, como parte del objetivo ya manifiesto de la entidad monetaria de ir reduciendo la bola de nieve de las Lebacs, el Ministerio de Finanzas arranca hoy la licitación de nueva deuda con vencimiento en 2019 y en 2020, por hasta u$s4.000 millones.

El Gobierno espera que los inversores canalicen los pesos que no se renueven en la subasta de letras internas del BCRA hacia estos dos títulos: Bonos de la Nación Argentina en moneda dual -pesos y dólares- que vencen el próximo año y Bonos del Tesoro en pesos a tasa fija a 2020, limitando así el impacto sobre el dólar.

El Central, desde el jueves comandado por Caputo, deberá afrontar vencimientos por cerca de $515.000 millones en la licitación de Lebacs de mañana debido a que las fuertes recompras que fue realizando la entidad bajo el mando de Sturzenegger en las últimas semanas en el mercado secundario lograron reducirlo hasta esa cifra desde el monto original de $663.000 millones del mes pasado.

El viernes pasado, la nueva conducción del BCRA decidió no continuar con las compras que venía realizando diariamente la anterior administración.

Será una importante prueba de fuego para Caputo y el nuevo equipo del Central y los analistas auguran que será una subasta "complicada" debido a la fuerte desconfianza e incertidumbre que existe en el mercado local.

El viernes las tasas de las letras de más corto plazo llegaron a tocar el 60% en la plaza secundaria, para luego cerrar en 43,5%, lo que marcaría el nivel que le podrían exigir los inversores mañana para renovar.

La idea del Gobierno es acelerar a partir de julio la desactivación de la bomba de las Lebacs, tal como pactó con el FMI como parte de las condiciones para obtener el financiamiento del organismo. El Tesoro comenzará a subastar parte de los dólares que vaya recibiendo del Fondo para obtener pesos con los que pagarle al BCRA las letras instranferibles que tiene en su poder y con ese dinero la autoridad monetaria irá recomprando sus letras internas a inversores.

El Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó el viernes pasado que él y Caputo comenzarán a darle "una solución integral y definitiva para las Lebacss" que dejó el ex titular del Central.

"Iremos reemplazando las letras del Banco Central (Lebacs) que tienen tasas muy altas y vencimientos de muy corto plazo", sostuvo el funcionario en una conferencia de prensa previa a la apertura de los mercados.

Además destacó que en el equipo económico están "seguros" de que van a lograr "reducir la volatilidad" en el mercado cambiario.