Trabajos en una de las bombas de agua en Toma Nueva

Ante la bajante del río, buzos tácticos realizaron un relevamiento en el terreno. El suministro de agua potable está garantizado para toda la ciudad.

Por la precipitada bajante del río Paraná, se realizó un operativo de prevención y relevamiento en una de las bombas de agua de la Toma Nueva. Buzos tácticos de la Policía de Entre Ríos llevaron a cabo esta tarea que dio un resultado favorable. Roberto Sabbioni, titular del Centro Integrador de Servicios Ciudadanos, señaló que la bomba aún está en condiciones de trabajar con normalidad y el suministro no se verá perjudicado en la ciudad.

Los trabajos concretados en la mañana de este viernes, se realizaron en el fondo de la bomba de agua que transporta el líquido hacia la planta potabilizadora de Avenida Ramírez. Tras la intervención del equipo de la sección buceo de la Dirección de Operaciones y Seguridad, Sabbioni destacó la colaboración de los buzos quienes "nos dieron un aliciente de que todavía esa bomba está en condiciones de que se pueda bajar aún más y que no corra peligro el suministro de agua".

"Vamos a seguir haciendo otros trabajos de dragado y refulado para garantizar la extracción de agua para evitar cualquier problema", señaló el funcionario. Por otro lado, en el muelle contiguo que posee las bombas que transportan agua hacia la Planta Echeverría también se hicieron tareas preventivas.

"Con las cinco bombas no tenemos problema, pero de todas formas se limpiaron los canastos y se extiende más tubería para no tener inconveniente", manifestó José Borghello, subsecretario de Saneamiento.