Trump, ante los rumores que sitúan a su hija como nueva embajadora de EE.UU. ante la ONU: “Ivanka sería increíble”

11.10.2018

La hija del presidente estadounidense se descarta como sustituta de Nikki Haley: "No seré yo"

Ivanka Trump, durante la reunión de Trup con Nikki Haley en el Despacho Oval de la Casa Blanca

En un giro marca de la casa, el presidente estadounidense Donald Trump aseguró ayer ante Nikki Haley que la embajadora de EE.UU. ante la ONU había dado «más glamour» al cargo. Si esa es la línea que sigue el presidente de EE.UU., quizá haga buenos los rumores más excéntricos que ayer corrían en EE.UU.: la próxima diplomática en la organización internacional podría ser su hija, Ivanka Trump. O su yerno, Jared Kushner. O Jarvanka", la contracción por la que se conoce al matrimonio más cercano al poder en EE.UU.

Parte de la culpa la tiene la propia Haley, que se deshizo en elogios hacia la familia presidencial. De Kushner dijo que es un "genio escondido" y de Ivanka, "una gran amiga". Ambos, aseguró, "han hecho muchas cosas entre bambalinas" y añadió que "somos un mejor país porque están en la Administración".

"He escuchado muchos nombres (para ocupar el cargo). He escuchado el de Ivanka. Creo que Ivanka sería increíble (...). Ivanka sería dinamita", dijo Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca antes de subir a su helicóptero rumbo a Iowa.

"Eso no significa que vaya a nombrarla, porque me acusarían de nepotismo, a pesar de que no estoy seguro de que haya alguien más competente que ella en el mundo", agregó.

Es difícil pensar que el Senado, que tendría que confirmar la elección de la familia presidencial para un puesto del Gabinete, aceptara el nombramiento.

La propia Ivanka quiso zanjar del todo las especulaciones al escribir en su cuenta de Twitter que es "un honor trabajar en la Casa Blanca junto a tantos y tan buenos colegas"

"Sé que el presidente nominará a un sustituto formidable para la embajadora Haley. Esa sustituta no seré yo", añadió Ivanka.

Otras opciones más convencionales serían Dina Powell, ex vice asesora nacional de seguridad, que estuvo un año en la Administración Trump antes de regresar a la empresa privada, donde ahora es un alto cargo del banco de inversión Goldman Sachs.

¿Por qué dimite Haley?

Sobre su dimisión, Haley solo ha dicho que quiere echarse a un lado para que entre alguien "con la misma energía", pero las especulaciones son variadas: desde problemas con Trump a su deseo de ganar más dinero fuera del Gobierno. Lo que es indiscutible es que la salida le coloca en buena posición para futuras aventuras políticas.