Trump y Macri compartirán una reunión en Perú para evaluar la eliminación de aranceles al acero y aluminio de Argentina

La reunión tendrá lugar el sábado 14 de abril, donde coincidirán ambos mandatarios por la VIII Cumbre de las Américas, que se desarrollará en Lima. En ese mano a mano, el Gobierno buscará que la excepción temporal al pago de tributos a las importaciones sea una medida definitiva

Los presidentes Mauricio Macri y Donald Trump mantendrán una audiencia privada en Perú en coincidencia con la VIII Cumbre de las Américas, que se desarrollará en Lima el 13 y 14 de abril.

En ese marco, Macri también tendrá un encuentro mano a mano con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, que actualmente preside el G7.

Según trascendió, la reunión con Trump tendrá lugar el sábado 14. Allí, ocupará un lugar central en la agenda bilateral el caso de los aranceles al acero y al aluminio, del 25% y 10%, respectivamente, basando su decisión en la defensa de la industria local y la seguridad nacional.

Días atrás, Washington decidió exceptuar pero sólo temporalmente a la Argentina y a otros países. Ahora, la delegación oficial tratará de que la medida sea definitiva.

Cabe destacar que hace una semana, los ministros Cabrera y Faurie enviaron una carta con los argumentos para solicitar la excepción al Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lightlizer.

"Nuestro país argumentó que las exportaciones argentinas de acero no desplazan la producción nacional de los EE.UU. Argentina representa sólo el 0,6% de las importaciones totales estadounidenses y entre los países de origen de las importaciones de acero ocupa el puesto 26. Dichas exportaciones se concentran en los tubos de acero sin costura, productos de alto valor agregado que constituyen un suministro clave para los productores del sector de petróleo y gas en los Estados Unidos", señalaron desde Producción.

En el caso del aluminio, las exportaciones tampoco desplazan la producción de Estados Unidos ni amenazan su seguridad nacional: representan solo 2,3% de las importaciones totales, agregaron desde esa cartera.

Finalmente, la Argentina señaló que "no es un país de transbordo o triangulación para exportaciones de acero o aluminio a los EE.UU. Las importaciones argentinas de productos de acero y aluminio son relativamente pequeñas y se concentran en categorías de productos que Argentina no exporta a dicho país. Además, la Argentina cuenta con procedimientos sólidos para las investigaciones antidumping y de subsidios, así como normas y estándares técnicos de calidad para estos productos".

Por último, la Argentina "remarcó ser un participante activo en los esfuerzos para combatir el exceso de capacidad mundial de acero".