U.S. GIRLS – IN A POEM UNLIMITED

El estado de los acontecimientos recientes está dando fruto en álbumes barnizados por todo lo que sucede política y socialmente. 

Uno de esos ejemplos es la última publicación de U.S. Girls: In A Poem Unlimited, la banda de Meg Remy, que ha publicado trabajos desde 2008. Esta artista americana (que se mudó a Canadá) presentó al mundo una producción embebida en los acontecimientos más sonados recientemente: #metoo, Donald Trump, Weinstein... un racimo de tracks dedicados a rimar Noise Pop con temáticas crudas como la violencia de género, la misoginia o la xenofobia (por mencionar algunos), y aunque cuenta con la participación de muchos escritores, lleva una línea narrativa uniforme.


El álbum inicia con Velvet 4 Sale. Una canción en ritmo de Trip-Hop y Jazz psicodélico, que recita la historia de una venganza femenina (referenciada en el video), interrumpida por el sonido de un solo de guitarra procesada. Continua Rage Of Plastics, decorada por el sonido de un saxofón mientras se cuenta como una mujer queda estéril por trabajar en una refinería de petróleo. El tercer track, M.A.H. (el más contagioso), con un sonido similar a Abba y que líricamente se refiere a un alegato sobre el desencanto que la política produce, en la metáfora de un mal romance y un que también es himno anti-guerra (muy recomendado el video de esta canción). (Why I lose My Voice When I Have Something To Say?). Rosebud es un track sobre el dominio: "Who holds the key is what you need to know". El sonido de esta canción vacila entre los razgos que le imprimio de Blondie (en el tono de voz sobre todo) y el sonido puramente electrónico. En Incidentantal Boggie se siente un aire de Funk a lo Fame de Bowie, de distorsiones y noises. Su temática lírica nuevamente recalca la violencia de género, de manera micro, y los abusos de poder, si se lee de forma más general.


IAPU es una declaración de lucha, es un llamado a la revolución en busca de equidad y es a la vez una gran declaración de sonido pop de calidad, decorado con diversidad de recursos tomados de otros géneros: Disco, Techno, Electrónica, Funk, Noise, Trip Hop, Jazz... Ejemplifica además, que el contenido fuerte, crítico, crudo; no siempre tiene que estar envuelto en un empaque áspero y ruidoso; al contrario, este trabajo está diseñado para enviar su mensaje colándose entre sonidos amigables y hasta bailables. Es más, si no percatamos las letras, nunca pensaríamos que trata temas como el abuso hacia las mujeres, la igualdad de género, el intervencionismo militar o las taras de la religión. Un gran álbum para disfrutar y reflexionar nos ha dejado U.S. Girls.