Un triunfo para acomodarse

05.04.2018

Copa Libertadores: Boca venció por la mínima diferencia a Junior

Boca, con un gol de Cristian Pavón y sin sobrarle demasiado, logró ganar su primer partido de la Copa Libertadores, al vencer anoche a Junior de Barranquilla por la segunda fecha del Grupo 8 de la Copa Libertadores.

El triunfo "xeneize" se sustentó en el gol que marcó el delantero Cristian Pavón, a los 27 minutos del primer tiempo, aunque el resultado pudo haber sido mayor, pero Ramón Abila desvió un penal a los 22 del complemento.

Boca volverá a jugar en la Copa Libertadores el próximo miércoles 11, cuando visite a Palmeiras de Brasil.

Desde el inicio Boca dominó las acciones, con una buena presencia de Pablo Pérez en el mediocampo y un Pavón muy movedizo que intentó asociarse en todo momento con "Bebelo" Reynoso.

Bien de punta y como referencia de área estuvo "Wanchope" Abila, y en ese contexto fue Boca el que siempre buscó ser más incisivo, mientras que Junior apostó por una táctica más conservadora.

Es que el conjunto de Barranquilla supo desde el comienzo que la sartén por el mango la iba a tener el equipo de Guillermo Barros Schelotto, y entonces trató de cerrarse en defensa y apostar a algún contragolpe con Teo Gutiérrez o Chará.

A los 7 Pablo Pérez remató cerca del poste, pero la respuesta del equipo "cafetero" llegó con un remate de Hernández que Rossi despejó.

Sin embargo, a los 27 Pavón tuvo su recompensa, porque se movió de izquierda a derecha y sacó un disparo combado que se metió junto al poste del arquero Viera.

Para la segunda mitad Boca trató de mantener el mismo ritmo que en el arranque, pero el cansancio fue quitándoles piernas a los jugadores del mediocampo.

No obstante, Junior mostró su mejor cara cada vez que la tocó Cantillo, aunque el juego para Gutiérrez no fue tan preciso, más allá de que el exRiver tuvo una chance clara de gol tras rematar cruzado un balón en el área.

La funcionalidad y practicidad de Boca para hacer mover el balón e incluso para llegar al área rival fue más sólida que Junior, más allá de que el "xeneize" no generó situaciones tan claras.

A los 20 le cometieron un penal a Abila, y el propio "Wanchope" lo ejecutó, pero el balón se fue muy por encima del travesaño.

Luego de esa oportunidad desperdiciada Boca dejó algunas riendas sueltas en la zona del mediocampo, y con algunos cambios Junior trató de inquietar a Rossi, pero no estuvo fino en la última puntada.

En el final Boca evidenció alguna endebles, en especial con un cabezazo en solitario de Alvez que controló Rossi, en una clara ocasión de gol.