Una niña que sobrevivió al cáncer lleva los anillos en la boda de su donante de médula ósea

La pequeña Skye ejerció de dama de honor de Hayden, la joven que le salvó la vida

Skye Savren-McCromick es una niña de tres años que ha luchado contra el cáncer prácticamente toda su corta vida. En marzo de 2016 fue diagnosticada de leucemia mielomonocítica juvenil y los médicos le daban solo un 10% de posibilidades de sobrevivir. Era necesario recibir un trasplante de médula ósea con urgencia. Lo recibió de parte de Hayden Hatfield Ryals, una joven que acudió a un centro de donación y poco después fue requerida para salvar a Skye. Le dijeron que era compatible con una menor que tenía leucemia, así que decidió hacer la donación inmediatamente.

Skye Savren-McCormick junto a la novia y donante de médula (© Hayden Ryals / Facebook) 

Tras la delicada intervención, la pequeña ha mejorado su salud y hace poco ha sido invitada por Hayden para ejercer de madrina de bodas en su enlace matrimonial celebrado en Alabama. Los asistentes a la ceremonia no pudieron contener su emoción al ver a la niña llevando un cestito con los anillos de los contrayentes y luciendo un rostro de auténtica felicidad.

Los padres de Skye aceptaron con agrado la invitación de Hayden para que su hija formara parte de un día tan especial en la vida de la donante, así que se pusieron en contacto inmediatamente. Receptora y donante se conocieron en el ensayo previo a la boda y ahora son inseparables.

La pequeña Skye junto a sus padres (© Talia Savren-McCormick / Facebook)

La propia novia escribió en su cuenta de Facebook la emoción que sentía al contar con la presencia de la 'luchadora' Skye en el día más importante de su vida.

"Ella es todo para mí y fue un honor ayudarla a vencer el cáncer", expresó muy emocionada la joven donante.

Esta tierna y emotiva historia se ha vuelto viral y es un ejemplo de generosidad máxima que ha logrado conmover corazones y ha hecho soltar las lágrimas a más de uno.