Violenta represión en una marcha de trabajadores del Astillero Río Santiago en La Plata

22.08.2018

Efectivos de la Policía bonaerense chocaron contra los manifestantes que se manifestaban frente al edificio de la gobernación. Hubo piedrazos, balas de goma, gases y varios heridos. 

La sede de la Gobernación Bonaerense, en la ciudad de La Plata, se volvió el escenario de una batalla campal cuando agentes de la Policía bonaerense reprimieron una movilización de trabajadores de Astillero Río Santiago. Hubo piedrazos, balas de goma, gases lacrimógenos y varios heridos.

Tras los incidentes, además, hay al menos cinco detenidos. La marcha fue convocada "en defensa de los puestos de trabajo" y en respuesta a "cualquier ataque que pretenda hacer el Gobierno", frente al temor de una posible "privatización" y "vaciamiento" de la empresa naviera estatal. La concentración comenzó a las 7:30 en los portones del astillero ubicada en el partido de Ensenada. Luego, la columna avanzó hacia a distintos organismos gubernamentales de La Plata, informó la agencia Noticias Argentinas.

La policía, en tanto, lanzó balas de goma y gases lacrimógenos a los manifestantes presentes en el centro platense. De acuerdo a información de fuentes oficiales, cinco personas fueron detenidas, y dos móviles policiales fueron destrozados durante el enfrentamiento entre los manifestantes y agentes de la Policía bonaerense. Ante los episodios, varios comerciantes de la zona cerraron sus locales.

La convocatoria surgió como respuesta a un informe periodístico que advirtió sobre supuestas falencias en el funcionamiento del astillero, como irregularidades en la contratación de personal y baja productividad.

El enfrentamiento se dio en un contexto de tensiones instaladas entre los gremios, autoridades de la empresa y el gobierno provincial. La manifestación, dijeron desde ATE Ensenada, se convocó "en repudio a los constantes ataques de las autoridades", dado que desde el gremio mantienen un enfrentamiento con las autoridades de la empresa naval, consignó

La actividad en el astillero, empresas estatal, está virtualmente paralizada por la falta de inversión del gobierno.

El gobierno de Mauricio Macri compró embarcaciones a Francia e Israel en lugar de encargárselas a Astillero Río Santiago. Por caso, el Ministerio de Defensa avanza en la compra directa de cuatro patrulleros oceánicos a Francia, en la operación más importante en la materia de los últimos 30 años. "Si se construyeran en el Astillero Río Santiago, significaría 6.229.000 horas hombres de trabajo, que equivalen a 1200 puestos de trabajo" expresaron