Wanheng Menayothin, a un paso de superar a Mayweather

29.08.2018

El tailandés boxea este miércoles ante Pedro Taduran. Defiende el Mundial WBC del mínimo. Si gana se situará con un registro de 51-0, superando a Mayweather.

Los focos no están encima de él continuamente, sólo salta a la palestra cuando pelea. Tampoco es una superestrella, pero este miércoles Chayaphol Moonsri (Borabue, Tailandia, 27 de octubre de 1985), más conocido como Wanheng Menayothin (50-0, 18 KO) puede situarse con el mejor récord profesional de la historia del boxeo. Desde el 2 de mayo ese honor lo comparte con Floyd Mayweather, a quien puede adelantar si vence al también filipino Pedro Taduran (12-1, 9 KO). En juego está el Campeonato del Mundo del peso mínimo por el Consejo Mundial de Boxeo (WBC), parece secundario, ya que todo el mundo espera el 51-0. El 'enano gigante', como es apodado, quiere hacerse más grande.

Para igualar a Mayweather no tuvo mucho trabajo. Fue mucho mejor que Leroy Estrada y le noqueó en cinco asaltos, aunque pudo ser antes. Ante Taduran vuelve a ser el gran favorito, pero su rival en Nakhon Sawan (situada al norte de Bangkok, capital de Tailandia) vuelve a ser un oponente peligroso. Tiene dinamita en sus puños, es veloz y sobre todo está ante su gran oportunidad, es un desconocido que sabe que una victoria le haría saltar a la fama, sobre todo en su país. La vida le puede cambiar, por lo que arriesgará, la derrota no sorprendería. Por tanto, con un rival extramotivado y sus propios nervios tendrá que lidiar Menayothin, quien mostró en mayo que parece no importante tener al mundo encima, pero lograr el mejor récord de siempre, debe imponer.

Lo más probable es que Menayothin logre la gesta, pese a todo, está lejos de meterse entre los mejores de la historia. Su valía está clara, porque ganó el Mundial WBC en 2014 y lo ha defendido de manera exitosa en nueve ocasiones. Pese a ello, algunos detractores expresan no hay que dejarse llevar por los datos, la realidad también es importante. Cuando el récord se acercaba, sus manejadores optaron por combate demasiado sencillos entre sus defensas. Lo hizo, incluso, con púgiles con récord negativo, algo que sólo buscaba un fin: llegar al 50-0 rápido. Una vez lograda esa meta es ampliar su cuenta, pero no se debe olvidar el pasado. El camino es importante, aunque la historia le está esperando. Un sólo paso para el 51-0.