Aborto en EE.UU.: Corte Suprema rechaza una ley que restringía la interrupción del embarazo

En un fallo considerado histórico, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó una ley del estado de Luisiana que restringía el aborto y da un revés a Donald Trump

La medida representa un revés para Donald Trump, cuyo gobierno apoyaba la norma. Se trata, además, de una victoria para el movimiento civil estadounidense que apoya de la posibilidad de la interrupción voluntaria de los embarazos.

La decisión de los jueces fue dividida y concluyó 5-4 dado que el supremo John Roberts se sumó a los cuatro jueces considerados liberales.

La controversial norma establecía que los médicos que realizaban abortos tuvieran una afiliación especial llamada "privilegios de admisión" en los hospitales, lo cual, según los jueces, resultó en una dificultad excesiva para las mujeres que deseaban cortar su embarazo.

La Corte Suprema recordó que ya anuló una política similar en Texas en 2016. Trump, quien busca la reelección el 3 de noviembre, prometió durante la carrera presidencial de 2016 nombrar a los jueces que revocarían el histórico fallo Roe vs. Wade de 1973 que permitió que se legalice el aborto en diferentes estados.

El aborto sigue siendo un tema que divide la opinión en Estados Unidos, al igual que en muchos otros países.

Los grupos conservadores cristianos, que representan una parte importante del electorado de Trump, son uno de los sectores que más se opone a esta práctica.